lunes 11 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Como somos de verdad

En esta onda digital en la que los medios tradicionales pierden audiencia, porque en las redes los jóvenes encuentran ese ‘engagment’ que tanto desean, buenos son estos ejemplos de ver y escuchar a reporteros de provincia con sus formas y sus tonos honestos
Escuchar este artículo

Esta pandemia deja pocas opciones a la escritura de temas diferentes a todo lo que sucede a su alrededor. Las noticias se ocupan de llevar el conteo diario de infectados, muertos y recuperados. La agenda informativa es impuesta por el coronavirus en medio de un mundo que busca a como dé lugar el camino de regreso a su normalidad.

En medio de la avalancha de información, que cuesta digerirla en tan poco tiempo, aparecen historias refrescantes como la de Érika Zapata, un nombre que quizá no les dice mucho, pero que representa lo que somos de verdad en este país de regiones. Resulta que ella es una de las corresponsales de Noticias Caracol en Antioquia, de reciente aparición en este medio de comunicación, que ha sorprendido por un simple detalle: su autenticidad.

Su manera fresca, descomplicada y espontánea de presentar los ‘directos’ o pasos en cámara, desde su región, ha dado para despertar comentarios en las redes sociales. La reportera no pierde su acento, todo lo contrario, no hace un solo esfuerzo por ocultarlo, contradiciendo una de esas máximas del periodismo audiovisual que obliga a neutralizar el relato, como si ser de provincia en un medio de cobertura nacional fuera motivo de vergüenza.

La televisión está plagada de copias del modelo impuesto del ‘bustoparlante’. A donde se apunte el control del sistema de televisión que hay en casa aparecen estas copias de un original ya caduco, falto de creatividad. Muy a mi pesar por los colegas que le cuelgan banderillas cada vez que Juan Diego Alvira hace sus crónicas urbanas en este mismo noticiero, tildándolo de exagerado y ridículo, pienso que su enojo ‘purista’ se debe más bien a esa envidia que a menudo nos carcome cuando alguien se atreve a hacer algo distinto, a proponer nuevas formas de contar historias, a salirse de tanto cliché perfumado.

En esta onda digital en la que los medios tradicionales pierden audiencia, porque en las redes los jóvenes encuentran ese ‘engagment’ que tanto desean, buenos son estos ejemplos de ver y escuchar a reporteros de provincia con sus formas y sus tonos honestos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad