lunes 17 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

El veto del asesino

El mundo de las redes sociales se parece a esa cuadra en donde sucede una fiesta de madrugada. Resulta mejor pasar de largo y no arriesgarse a terminar con un botellazo en la cabeza. Si persiste la tentación de entrar, la furia tuitera puede acabar con sus ánimos, en menos de lo que puede durar esa botella en el aire, cuando los adjetivos se usan para gritar, los verbos para insultar y los sustantivos para golpear.

Ya lo dijo el maestro Umberto Eco, “las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los idiotas”.

La semana anterior, en una entrevista en el periódico El Tiempo, Timothy Garton Ash, historiador, periodista británico y profesor de la Universidad de Oxford, se refiere al ‘veto del asesino’, “esa gente que está diciendo cosas horribles, cada segundo en internet. Somos nosotros los que tenemos que reaccionar; plataformas como Twitter, Facebook y Google tienen que hacernos más fácil bloquear y denunciarlas”. El experto señala, además, que “estamos en un territorio nuevo y no hemos decidido cuáles son las reglas de la civilidad”.

Pedro Santos, hijo del actual embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos, resume lo que ha vivido en carne propia, por su condición LGBTI y por ser hijo de quién es: “Cómo es de fácil contagiarse del veneno en Twitter. Esta vez me tocó a mi, pero es importante frenarlo y no caer en los juegos que esta vaina ofrece. No reacción como acción. Ante la rabia, silencio. Somos nosotros mismos quienes terminamos dándole eco a quienes menos queremos”.

El columnista de este diario, Gustavo Galvis Arenas, escribió este viernes algo muy sensato: “No hay que creerles a los pregoneros de la catástrofe”. Y el exministro Alejandro Gaviria, lo resumió así: “Para los extremistas, las buenas noticias son problemáticas”. Lanzar discursos de odio en estas redes no debería ser gratis.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad