lunes 20 de mayo de 2019 - 12:00 AM

La patria ‘loca’

A las coyunturas difíciles no se les enfrenta con soluciones desesperadas, hay que actuar rápido pero con sensatez”.

El 15 de mayo de 2019 quedará inscrito en la historia de Colombia como el día en que se impuso ‘la patria loca’. El miércoles de la semana pasada quedará guardado en la memoria porque, cada hora, una noticia fue superando a la otra, produciendo la crisis institucional sobre la cual reporteros, analistas, políticos, columnistas, influenciadores y demás, no han parado de comentar, tanto en los grandes medios como en las redes sociales.

Más allá de la decisión tomada por la sección de revisión de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, que le concedió la garantía de no extradición al excomandante guerrillero Jesús Santrich, de la inmediata renuncia del Fiscal General de la Nación, de la lógica reacción de rechazo del Gobierno Nacional, de la caída de la Ministra de Justicia y de la avalancha de dimes y diretes que se suscitaron a raíz del controvertido fallo, llama la atención el pronunciamiento del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Álvaro Fernando García Restrepo, cuando dijo que “el país debe mantener la calma. Las instituciones son la salida adecuada para resolver los grandes conflictos y desafíos. A las coyunturas difíciles no se les enfrenta con soluciones desesperadas, hay que actuar rápido pero con sensatez”.

Las palabras de García son bálsamo para este momento crucial en el que las máscaras se cayeron y la polarización de este país está llegando a extremos inusitados. Si al momento en el que escribo esta reflexión no ha pasado nada que supere este controvertido episodio, en sus manos estará la decisión final sobre la situación jurídica del exguerrillero y, por lo tanto, la consecuente reivindicación de las víctimas del conflicto en Colombia.

Como suele suceder, ellas son las últimas en ser tenidas en cuenta. Si el fallo de la JEP se mantiene, este tribunal de justicia transicional tendrá el desafío de hacer cumplir lo que defendió en su decisión: que el victimario tenga que resarcir su daño y les devuelva la dignidad a todas las víctimas de un conflicto que se resiste a morir. De lo contrario, será más gasolina para la hoguera.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad