jueves 10 de enero de 2019 - 12:00 AM

“Caminando por el Gran Santander”

Al ver con frecuencia este hermoso programa por el Canal TRO de televisión inevitablemente se exalta mi santandereanidad, especialmente con la edad que tengo y estar iniciando un nuevo año. Hace poco más de 40 años, incluido el año sabático que residimos en Armenia, que con Sonia y nuestros hijos residimos en Bogotá. Con la venia de mis lectores rememoro los gratos recuerdos que desde siempre me acompañan de nuestro Gran Santander.

Nací en Barrancabermeja, cuando de niño la violencia nos sacó de allí y nos llevó a Betulia, Zapatoca, Bucaramanga, muchos recuerdos gratos me quedan. Al igual que de San Vicente de Chucurí y sus alrededores.

En Bucaramanga conocí y nos casamos con Sonia, ella y nuestros hijos nacieron allí. Aún me son gratos los recuerdos de niño de la ciudad que me vio nacer y más aún de los que luego pasé con Sonia como Director del SENA y luego como Alcalde de Barrancabermeja, nombrado por los Gobernadores Jaime Serrano y ratificado luego por Jaime Trillos. Aún hoy día nos son muy gratificantes las actividades políticas y sociales que con Sonia adelantamos allí.

Y son muchos los recuerdos que me vienen cuando, viajando desde Bogotá, con los hijos, recorríamos desde Capitanejo, pernoctando en Málaga, la Provincia de García Rovira.

Las visitas a Barbosa, Chipatá, donde nació mi suegro, Vélez, donde comíamos su delicioso bocadillo. El transitar por Socorro, pernoctando en San Gil, tan espectacular que inspiró a Jorge Villamil su bella canción “Si pasas por San Gil amigo mío”, ahora con el Parque Panachi incluido. Y me exalta la espiritualidad el recordar cuando pernoctábamos en la Casa Cural de Mogotes y luego en la de Oiba cuando mi tío Eliseo fue Párroco allí.

Y que agradable es ahora aterrizar en el “Aeropuerto de Palonegro, del Municipio de Lebrija que sirve a la ciudad de Bucaramanga”, pasar luego por el inolvidable Girón y llegar al área metropolitana, Floridablanca y Piedecuesta incluidos, donde siempre somos de grato recibo.

Que el Canal TRO nos siga deleitando llevándonos a caminar por el Gran Santander.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad