jueves 11 de abril de 2019 - 12:00 AM

El arte como actividad integradora del ser humano

xxx

Como un aporte más al análisis del caos en que nos encontramos, en este “Día nacional de la memoria y solidaridad con las víctimas”, acudo a la siguiente reflexión que hace Sonia. Reflexionar sobre la importancia del Arte para el ser humano de hoy y para la sociedad que vivimos es tarea difícil pero indispensable. Con la asiduidad con que el sol sale todos los días, me he preguntado casi desde siempre sobre la razón de ser del hombre y del arte para la humanidad, porque ha sido como el hilo conductor de mi vida. ¿Qué podemos hacer cuando los valores impuestos por la sociedad nos dejan de interesar, porque van en contravía de nuestros propios sentidos de vida? Estamos en una realidad en la que el dinero y los resultados obtenidos de manera fácil son la norma. Su permisividad y la indiferencia nos llevan a las violencias y al caos ético y humano que nos muestran los noticieros y la prensa diariamente.

A veces parece que no tuviéramos prohibiciones, ni espacios vedados, ni leyes que contengan y frenen la pérdida de sentido. Son nuestros niños y jóvenes los más vulnerables a ella y es urgente la búsqueda de unas dimensiones trascendentes y de una vida espiritual que dé nuevas rutas al caminar del ser humano, para que pueda caminar maravillado ante la creación, sintiéndose hermano de especie del otro a quien no puede maltratar, sin sentir que con ello se está maltratando a sí mismo y disminuyendo su calidad humana y su posibilidad de vivir el amor.

Ésta búsqueda la realizamos en el arte, cuando buscamos ver la maravilla que nos rodea y la maravilla que Dios hizo en nosotros para hacerla pintura, melodía o poema. Cuando agudizamos nuestra sensibilidad frente a la realidad visible y frente a aquellas que intuimos y que hacemos visibles con nuestras obras. Al desarrollar el arte como una dimensión más de nuestro ser seres humanos, logramos tener una realización más plena como tales. Es un proceso de búsqueda que nació en la prehistoria con los rituales y los dibujos en Altamira, Lascaux, o Tierradentro y que continúa con el desarrollo de la humanidad, cuando nos permitimos el encuentro de nuevos cuestionamientos y el hallazgo de respuestas, que nos conducen aún más a ellos.

Una de las mejores maneras de estimular el desarrollo y aprendizaje de los niños de su interioridad y de las dimensiones no visibles que la sustentan, es mediante las artes. Todo niño es un artista y las artes son instrumentos que le permiten encontrarse de forma agradable para ejercitar todas sus destrezas mentales, el desarrollo de su sensibilidad.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad