jueves 16 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

El devenir de las ideas políticas

La muy difícil situación física y mental que estamos atravesando, agobiados por los repudiables males de la pandemia que azota al mundo, me ha llevado a un compás de espera en mis artículos, “regresando” a mis ideas políticas impresas en mis escritos, mis libros, como politólogo, maestro y escritor que he sido desde hace varias décadas.

Empezando con lo expresado en el libro bíblico de la Sabiduría, cap. 6, vers. 12 a 16: “La sabiduría es radiante e inmarcesible. Se deja ver fácilmente por los que la aman y encontrar por los que la buscan. Se adelanta a manifestarse a los que la desean. Quien madruga para buscarla, no se cansa, pues la encuentra sentada a su puerta. Meditar sobre ella es sensatez consumada, quien se desvela por ella, pronto se ve libre de preocupaciones, pues ella misma va buscando a los que son dignos de ella, se les muestra benévola por los caminos y sale al encuentro de todos sus pensamientos.”

Con la convicción de ser un buscador de la verdad y no su poseedor, y con la base en los fundamentos de las ideas políticas expuestas por pensadores reconocidos, analizo aspectos sobre la política, esto es, acerca del ejercicio del poder a lo largo de la historia, con el fin de estimular el estudio y el ejercicio de la política hacia el futuro.

Introduciéndome en la filosofía, las ideas son filosofía: “Filósofo, según la propia etimología de la palabra es el amante de la sabiduría, el buscador de la verdad. Todo aquel que se interesa por la verdad, es solo por esto, filósofo.”

La misma obra, en interpretación del pensamiento de Santo Tomás de Aquino, dice: “La filosofía no consiste en repetir y convencerse memorísticamente de lo que otros han dicho, sino en avanzar siempre, buscando sin descanso nuevas soluciones, impulsadas por el arriesgado amor a la sabiduría.”

Avanzar siempre, buscando sin descanso nuevas soluciones, para ello es útil, como método dialéctico si se quiere, proseguir en un permanente devenir de la teoría a la práctica, al análisis de la realidad, y viceversa, de la realidad a la teoría.

En palabras de Mao Zedong: “Un antiguo proverbio chino dice: Si uno no entra en la guarida del tigre, ¿cómo podrá apoderarse de sus cachorros? Este proverbio es verdad tanto para la práctica del hombre como para la teoría del conocimiento. No puede haber conocimiento al margen de la práctica.”

Con la abstracción de su condición teológica, conviene pensar en Moisés como el primer gran político de la humanidad, porque se requiere ser un gran líder durante cuarenta años, para conducir la peregrinación de todo un pueblo por el desierto, tras la tierra prometida, “... una tierra grande y buena, donde la leche y la miel corren como el agua.” Al estudiar la historia de Moisés, se leen los libros del Pentateuco, especialmente el Éxodo, donde se entiende el devenir de la teoría a la realidad y viceversa....

Continúa, podría continuar eternamente.

luispinillapinilla@hotmail.com

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad