jueves 11 de julio de 2019 - 12:00 AM

La Copa América

Desde la década de los 50’, siendo aún niño, recuerdo cuando iba al estadio Alfonso López Pumarejo a ver jugar, a hacerle “barra” al Atlético Bucaramanga, que desde siempre han sido más las tristezas que las alegrías que ha proporcionado a sus aficionados, y que me “perdonen” quienes hoy en día siguen siendo sus hinchas “furibundos”. Siendo ya adulto me cupo el placer, no de jugar un partido, pero sí de tener la oportunidad de patear balones en la gramilla del estadio.

Como también me llegó la ocasión, la obligación, de incidir un poco en la construcción del estadio Daniel Villa Zapata de Barrancabermeja, en mi condición de alcalde. Si no me cupo la posibilidad de ser hincha del equipo Alianza Petrolera, por serlo del Atlético, sí he seguido muy de cerca su participación en los campeonatos nacionales, llevándome similar “desencanto” al que mantengo con el Bucaramanga. Y que quede claro que hablo de sus equipos de fútbol y no de las ciudades de las cuales sigo “encantado”.

Permítanme lo anterior como una introducción a mi afición al fútbol la cual me llevó a seguir muy de cerca, vía T.V., el desarrollo de la Copa América de la cual puedo decir que me agradó y bastante la actuación del equipo de Colombia, así no haya llegado a la final; el solo hecho que no hubiera recibido ningún gol en contra es un buen logro, lo negativo es que haya sido eliminado por tiros desde el punto penal, siendo el penal, en buena parte, equivalente a un lanzamiento de cara y sello. Y reconociendo a David Ospina como el jugador más destacado del equipo; con la venia de Radamel Falcao, James Rodríguez, ...

Que Brasil haya sido el campeón era lo de esperarse, no solo por ser el equipo de fútbol más destacado a lo largo de la historia, sino también por disputarse el campeonato en su territorio. Argentina tuvo que competir la semifinal con Brasil, en Brasil, pero después tuvo un exitoso desempeño contra Chile, a quien le reconozco un muy buen juego, habida cuenta su historia deportiva. Perú venció a Chile y se “coronó” como subcampeón, ante Brasil, resultado cuasi “milagroso”, que tal vez ni los peruanos y mucho menos los colombianos esperábamos.

Ahora bien, ante la situación verdaderamente caótica que estamos viviendo en Colombia, y en el mundo, bienvenidos estos sucesos positivos que constituyen un estimulante positivo de vivencia humana.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad