jueves 05 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

La formación de una cultura de la paz

Escuchar este artículo

Inmensamente preocupante y triste la aparición de Iván Márquez, José Santrich, los dos elegidos legalmente al Congreso, a nombre del Partido Farc, ahora en asonada violenta, acompañados de Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa”, Henry Castellanos, alias “Romaña”, y un grupo de aproximadamente 20 delincuentes más de las supuestamente desmontadas Farc, anunciando ahora su regreso a las armas, a la violencia; algunos de ellos fueron “socios”, “secuaces” de Pablo Escobar, con lo cual es dable concluir que hacia donde van es al narcotráfico, que es el máximo ingrediente de violencias que la nación no ha logrado aún exterminar. En tal forma que hoy, 2 sept., se recuerdan los 30 años del destrozo de El Espectador, realizado por Escobar.

Como positivo, este grupo tiene el completo rechazo de Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, exjefe de las Farc, firmante del acuerdo de paz, y de cientos de ex faracos más, dice ¨Timochenko¨, que el 95% de ellos están ¨firmes¨ siguiendo el proceso de paz. Y como tristemente negativo, tienen el respaldo, colaboración, del Nicolás “Inmaduro” de Venezuela, pero con el rechazo total de Juan Guaido, “Presidente Legítimo” de Venezuela, su equipo de trabajo y la mayoría de ciudadanos venezolanos.

Ante situación tan caótica, me dirijo hacia palabras de personaje tan respetable como el Expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, ¨Con el logro de un acuerdo de paz entre Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, la guerra de más larga duración en el hemisferio occidental llega a su fin. Hemos sido testigos, una vez más, de cómo un compromiso perseverante con la diplomacia y la reconciliación puede superar los más arraigados conflictos. Este acuerdo es un tributo al arduo trabajo y la cooperación de incontables líderes y ciudadanos colombianos, de todos los partidos y administraciones, que sentaron las bases de este hito. De manera especial, felicito al presidente Juan Manuel Santos por su valiente liderazgo a lo largo de cuatro años de difíciles negociaciones.... Creo que este es un logro de proporciones históricas que será, en últimas, bueno para la región como lo es para el pueblo de Colombia. Requirió mucho coraje y mucho trabajo por parte de mucha gente. Estamos muy orgullosos de haber desempeñado un modesto papel para ayudar a que el diálogo avanzara.¨

Y concluyo recordando la disposición normativa de que para superar crisis como la que desde siempre hemos vivido se requiere de verdad, justicia, reparación y no repetición, ingredientes estos indispensables para la formación de una cultura de paz.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad