jueves 14 de mayo de 2020 - 12:00 AM

La pandemia nuestra es la violencia

Escuchar este artículo

Son palabras recientes, en trasmisión por televisión, del Sacerdote Jesuita, Francisco De Roux, Presidente de la Comisión de la Verdad. Como estudioso, analista del tema de las violencias, tal como lo he dejado plasmado en mis ocho obras editadas, de los cuales tres son las biografías de Expresidentes, la segunda de ellas: Guillermo León Valencia – El Presidente de la Paz; me concreto en uno de ellos “Violentos Somos”.

En el Prólogo de esta obra, Augusto Ramírez Ocampo, con las suyas, reafirma las ideas de mí libro: En 50 años de historia de nuestras violencias que discurren entre 1931, gobierno de Olaya Herrera, hasta el del Presidente Alfonso López Michelsen que culmina en 1978 y que de seguro habrá de complementar como aquí lo anuncia, con los años siguientes hasta nuestros días, que se han visto agravados por dos jinetes del Apocalipsis como son el narcotráfico y las autodefensas –AUC- que han agravado las amarguras de este país violento.

Es bien cierto que durante el siglo XIX, ocho guerras civiles asolaron a la República recién nacida. La diferencia estaba en que nuestros antepasados sabían las causas por las cuales se enfrentaban tan ardorosamente: los unos eran centralistas y los otros federalistas; los unos fueron proteccionistas y los otros librecambistas; los unos fueron amigos del régimen concordatario y los otros amigos de la separación tajante entre la Iglesia y el Estado.

Dichas contiendas ideológicas se resolvían también por la fuerza de las armas y por la aparición de sucesivas Constituciones, seis antes de la histórica Constitución de 1886, que saldó las tres disputas. Colombia fue desde entonces una República unitaria, con centralización política y descentralización administrativa, con una economía ordenada de tendencia proteccionista y con un acuerdo formal concordatario entre la Iglesia y el Estado.

Bástenos lo anterior para fijarnos únicamente en la violencia del Siglo XIX, sabiendo que la violencia partidista, en la que a unos los matan por godos, a otros por liberales, la hemos tratado y seguramente la volveremos a tratar en otras oportunidades. Sí Sacerdote Francisco De Roux: La pandemia nuestra ha sido la violencia.

Por ahora y para dejar un mensaje con algo positivo, continúo con algunos de los videos que se reciben en celular. ¿Cuál es el miedo? Si ustedes han superado el dolor, la violencia, el hambre la guerra, grandes enfermedades, escasez y las crisis económicas.

Estás hecho de un material inagotable, el amor, un país productivo, trabajador, abundante, valiente, alegre, generoso, dinámico y fuerte.

Sigue bridando luz al mundo con talentos, música, trabajo y productos de calidad, Sigue gritándole al universo que eres Colombia, ese Colombia, fuerte, bello y soberano.

Ten fe y esperanza, cuida tu vida y la de tus semejantes, porque eso es lo más valioso que tenemos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad