jueves 12 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Los partidos políticos II

Para retomar el tema de los partidos políticos tratado la semana anterior, recuerdo lo escrito hace 25 años: 'Si el hombre no sabe cómo encontrar satisfacción a sus carencias, si no es capaz de asociarse con aquellos que tienen necesidades, apetencias, anhelos similares, va ser, en mayor o menor grado, marginado socialmente. El hombre es un animal político, decimos desde Aristóteles, ‘El que no puede vivir en comunidad o que nada necesita por propia suficiencia, no es miembro de la ciudad, sino una bestia o un dios.’

Si el hombre no se asocia, difícilmente encontrará canales de participación y si no participa, alguien estará tomando las decisiones por él. Y muchas de esas decisiones, directa o indirectamente, afectarán sus intereses, truncarán sus ilusiones. Participar es cogobernar y la participación es individual pero se hace colectivamente.' Por la misma época y ya referido a la organización partidista, es a través de ella en que se toman las decisiones que implican a toda la nación, escribía: 'El Gobierno -Belisario Betancur- ha presentado varios proyectos pero hasta la fecha -1985- el Congreso no ha tomado una decisión sobre la materia.

No obstante se observan cambios importantes. Con mayor decisión y con más éxito, el Partido Conservador, pero también el Liberal, han realizado sus convenciones y se han encaminado hacia una adecuada jerarquización, que deberá conducir a la minimización del caciquismo, facilitando así la consolidación del elemento partidario.

Es de lamentar que la ilusión que nos iluminaba hace 25 años se haya opacado, en todos los procesos hay subidas y bajadas, donde lo único que no nos podemos permitir es renunciar. Referidos a la figura del caciquismo, que mencionamos, en un todo opuesta a la conformación de verdaderos partidos y para resaltar la tesis de 'subidas y bajadas', retrotraemos los casos más notorios del Siglo XX.

Gaitán, máximo cacique en la historia de Colombia, creó la UNIR, dividiendo el Partido Liberal y con este dividido se presentó a las elecciones de 1946 siendo derrotado; regresó al Partido y fue asesinado cuando muchos lo creían candidato triunfador. López Michelsen creó el MRL como disidencia liberal, Lleras Restrepo le brindó condiciones favorables para volver a su Partido y llegó a la Presidencia. Galán creó el Nuevo Liberalismo y cuando advirtió que si volvía al Partido tendría opción, regresó y, cuando el análisis histórico hace creer que hubiera sido Presidente, fue asesinado.

Ya en el Siglo XXI, Álvaro Uribe, Alcalde de Medellín, Gobernador de Antioquia y Senador a nombre del Partido Liberal, para llegar a la Presidencia de la República conformó sus propios grupos políticos, apoyado en los cuales busca una nueva reelección.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad