jueves 07 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Luis José Rueda Aparicio, Arzobispo Primado de Colombia

Escuchar este artículo

El Papa Francisco, 25 de abril, lo hace Primado de Colombia ante la renuncia, por razones de edad, como Arzobispo de Bogotá, de Monseñor Rubén Salazar. Monseñor Rueda, nació en San Gil, el 3 marzo de 1962. Sus padres son Luis Emilio y Socorrito, quienes tuvieron once hijos, siendo Luis José el décimo. En palabras de él mismo: “los cinco hombres combinan el estudio con el trabajo, con nuestro padre, en construcción”. Ahora bien, el haber nacido en San Gil, me traslada a la hermosa canción del huilense Jorge Villamil: “Si pasas por San Gil, amigo mío, por las bravas tierras de Santander, allí tu paso has de detener...” Como nos detuvimos muchas veces, en trabajo de Iglesia, con nuestro amigo el sacerdote Eduardo Díaz y Sonia. Y de formación política y social desde la Fundación Simón Bolivar, el ICBF, el SEDAC, como partícipes de diversas actividades.

Monseñor inició sus estudios sacerdotales en el Seminario de Socorro y San Gil y los concluyó en el de Bucaramanga, ordenándose en San Gil, 23 de noviembre de 1989, en ceremonia celebrada por Monseñor Jorge Leonardo Gómez Serna. Hace luego estudios de teología moral, en la Academia Pontificia Alfonsina de Roma.

Ejerció su sacerdocio en Albania, Curití, Pinchote, Barichara; Mogotes, siendo allí entonces sacerdote y Párroco, mi tío Eliseo Pinilla Rueda, con quien conocimos muy Joven a monseñor Rueda, en nuestras continuas visitas, movidos por el afecto con Eliseo y mi otro tío sacerdote, Pedro Elías, razones de cercanía especial con ésta zona de mi Santander, con la que tenemos aún contacto por mis amigos sacerdotes Mauro Serrano y Fidel Suárez que me asesoraron para ésta rememoración

Luis José también fue Vicario Episcopal de Pastoral en la Diócesis de Socorro y San Gil. Posteriormente Obispo de Montelíbano, 28 de abril de 2012 a 19 de mayo de 2018. Y a continuación Arzobispo Metropolitano de Popayán, 19 mayo 2018 a 11 de junio de 2020.

Ya en su actividad como Arzobispo Primado, seguramente que Monseñor Luis José Rueda tendrá en cuenta palabras suyas: “A mí me ha formado el pueblo de Dios. El gran desafío es que seamos pueblo y eso nos hace dialogar, escucharnos, acompañarnos y servir.... Nosotros tenemos un flagelo muy grande en Colombia, que lleva muchos años: la violencia, la corrupción, la minería ilegal, el narcotráfico y esas cadenas de muertos, caminos de oscuridad, de esclavitud, de autodestrucción; siempre tenemos que optar por la reconciliación. No podemos pretender una paz de amor, sino de una paz donde nos comprometamos todos.” Será un prelado sencillo, pese a su formación y valores, con alto sentido Social y preocupación por un país que anhela y necesita sentido del otro, construcción de una patria equitativa y humana como creemos que es necesario

Al saber de su nombramiento como Arzobispo primado, el Presidente Iván Duque, lo llamó y expresó como sintieron al Hijo de Dios representando el país. Espero que sea realidad para terminar la violencia que hemos padecido.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad