jueves 31 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Proceso político post-electoral

Escuchar este artículo

Las elecciones del 27 de octubre dejaron una serie interminable de comentarios y expectativas de diverso color y diversos sentimientos. Empiezo por titulares de algunos medios de comunicación: “perdieron los extremos y ganó el centro”, apreciación, con la cual me identifico, y que el comentarista Juan Manuel Díaz la expresa así, valorando el resultado: “No es poca cosa con salir de Petro y de Uribe en una sola jornada. ¡Somos muy de buenas!”.

Me identifico con Juan Manuel, lamentando que, tal vez como “contraparte”, en nuestro departamento, Santander, con la elección de Mauricio Aguilar como Gobernador, el “clan de los Aguilar” sigue dominando, como lo designan algunos medios allá. Ojalá que, ya en el desempeño de su cargo, se dedique a trabajar por el bien común, por el desarrollo de Santander en todos los campos y no por el “bien” de su familia. Al igual que, en dimensión distinta, nos suceda con el Alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, el de Barrancabermeja, Alfonso Eljach, y todos los demás de Santander y de Colombia. Incluyendo a la ampliamente triunfante en Bogotá, Claudia López.

Y entre lo negativo de concejales elegidos, los medios de comunicación hablan de Dánoris Lozano de Bucaramanga quien en toda su campaña se desplazó siempre en patineta. Y hablan de un concejal de Ovejas, Sucre, de tan solo 18 años, y de otro de Bogotá de solo 23 años. El tiempo dirá lo que sucederá.

En lo positivo la participación electoral fue satisfactoria y cuando temíamos manifestaciones graves de violencias, salvo algunas expresiones bajas y muy localizadas, siempre inevitables, “aquí y allá”, como lo expresan hoy en día Perú, Chile, Venezuela,... entre otros países dispersos por todo el mundo, debemos considerar que todo transcurrió en paz.

Ahora bien, para analizarlo en el futuro con muchísima más información y detenimiento, en lo bueno y lo malo, los partidos políticos se pueden considerar como desaparecidos empezando por nuestros tradicionales Partidos Conservador y Liberal, aquellos que en la primera mitad del Siglo XX dieron lugar a la expresión, plasmada en canción: “a unos los matan por godos y a otros por liberales”; situación a la cual seguramente nunca regresaremos.

Surgieron ahora muchos, muchos partidos para ir siguiéndolos, analizándolos a lo largo del tiempo y los enumero a medida que van llegando a mí memoria: Alianza Verde, Centro Democrático, Cambio Radical, Partido Colombia Humana, Polo Democrático Alternativo, Unión Patriótica, Movimiento MIRA, Unión Patriótica, Partido de las Farc, Opción Ciudadana,... Que mis lectores me excusen lo desordenado de mi artículo; espero que en el futuro las actividades se organicen para entonces yo también poderlo hacer igual.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad