jueves 22 de abril de 2021 - 12:00 AM

¡Qué grato es recordar a Bucaramanga MI “ciudad bonita”!

Escuchar este artículo

Hace unos días mi cuñado/hermano, Omar, me remitió un video que hace memoria de grandes construcciones, monumentos, espacios de recreación que el tiempo, el desconcierto, el abandono,... ha ido destruyendo en la que por un largo tiempo fuera o sigue siendo mi ciudad, Bucaramanga; allí residí durante unas dos décadas. Allí estudié y allí nació Sonia, quien actualmente y “cuasi” desde siempre ha sido mi esposa/mi vida y allí nacieron nuestros hijos.

Unas semanas después me llegó otro video de la Bucaramanga actual enviado por mi hermano Nilson. Lo primero que me sorprendió, agradó, fueron las enormes y hermosas construcciones actuales que “llenan” la ciudad, llevándome a recordar que cuando yo vivía allá no se podían construir edificios de más de cinco pisos. Ahora hay construcciones que llevan a pensar estar en Nueva York, Londres, París... También desconciertan gratamente las calles, avenidas, parques...

Estos videos, este cambio de vida, de naturaleza, me llevaron a la Oración proferida recientemente, vía internet, por el Papa Francisco:

“Padre eterno, Tú has hecho que el mundo entero deje de andar por un tiempo. Tú has silenciado forzadamente el ruido que todos hemos creado a nuestro alrededor. Tú nos has hecho doblar rodillas y pedir milagros. Tú cerraste Tus iglesias para que nos demos cuenta de cuán oscuro es nuestro mundo sin Ti en él. Tú humillaste a los orgullosos y poderosos. La economía se está derrumbando, las empresas están cerrando.

....

Tal vez este virus es en realidad Tú forma de purificarnos y publicar nuestras almas devolviéndonos a Tí. Hoy, mientras estas palabras viajan por el internet, que todos los que las vean unan sus corazones y manos en oración pidiendo perdón, pidiendo curación y protección contra este virus, pero sobre todo pidiendo que se haga Tu Santa y Divina Voluntad y no la nuestra.”

Y aunque es claro, clarísimo que el Papa Francisco no se refiere para nada a “La Ciudad Bonita” sino a la pandemia que azota, destruye el mundo, he traído su oración como una imploración para que la que todavía considero MI ciudad, Bucaramanga, siga siendo “la ciudad bonita” y también la metrópoli del oriente colombiano, ahora con otros tres municipios adjuntos, Floridablanca, Piedecuesta, Girón, conformando el área metropolitana.

Y dejo constancia que este artículo me ha surgido “cuasi” del corazón porque todavía quiero, y como no he de querer a Bucaramanga. Y para MI Barrancabermeja, también muy querida, otro saludo del corazón.

luispinillapinilla@hotmail.com

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad