jueves 21 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Que no cunda el pánico

Escuchar este artículo

Lo cierto es que en Colombia y en el mundo estamos atravesando una vivencia de verdadero pánico. Empezando por la innegable y permanente auto destrucción de Venezuela, dirigida por un completo Inmaduro y un Diosdado, y ¿qué dirá nuestro Dios único de semejante nombre? Siguiendo por el verdadero desastre del que no encuentran solución en Bolivia, de donde los y las Morales prácticamente fueron expulsados. Y buscando analizar las profundas crisis de Chile, Perú, Ecuador... Y lo que era menos frecuente, en Norte América, México también atraviesa por profunda crisis política, económica y social.

Y sin salir de América, porque en casi todo el mundo, se encuentran crisis, lo más insólito es que en Estados Unidos el Congreso se encuentra en debate la posibilidad de despojar del poder a su Presidente Donald Trump, habida cuenta muchas de las decisiones y/o indecisiones que ha venido tomando.

Lo anterior sin entrarnos en el tema del cambio climático, que tiene verdaderamente descontrolado el mundo con las tormentas, inundaciones, cambios de temperatura... Me limito a la tragedia del derrumbe de un enorme, ancestral y admirado árbol de Cali y que cada quien piense, vea, viva lo que nos toca padecer casi permanentemente a nuestro alrededor; recientemente en un parque vecino a mi hogar, también se derrumbó un árbol.

Y no voy a tratar en este artículo sobre el tema que ya he escrito bastante, y con frecuencia, el caos político, económico, social en que vivimos. Me limito a pensar en el paro programado para el jueves 21 de noviembre, día es que se publicará este artículo. Sobre el paro transcribo lo dicho por el propio Presidente Iván Duque: “La protesta política es un derecho constitucional.” “Cualquier expresión de violencia será enfrentado.”

Solo me queda implorar al Señor: “Hoy coloca todos tus sueños en manos de Dios, descansa en sus brazos porque el Señor está preparando algo grande para tu vida que superará todo el dolor que hayas vivido, no te canses de orar, si le pides a Dios, ten la seguridad de que siempre pondrá lo mejor en tus manos.”

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad