jueves 11 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Rabo de paja cubierto de teflón

Dijo el presidente Uribe en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, donde fue cuestionado por el Rector Isaza, profesores y alumnos por sus desaciertos, que él no le teme a la controversia porque no tiene rabo de paja; y sí lo tiene, como se lo enrostraron en la Universidad, pero pareciera que la paja estuviera recubierta de teflón y todo le resbala.

Empezando en la campaña del 2002, cuando al preguntarle un periodista su opinión en cuanto a la reelección, el candidato Uribe respondió que no le parecía porque ponía al Presidente a trabajar por su elección y no por la nación, tal y como viene sucediendo desde el 7 de agosto de 2002 cuando el presidente Uribe se dedicó a destrozar la Constitución para que su campaña, iniciada con los consejos, no comunitarios sino electorales, donde 'anda prometiendo escuelas y puentes donde no hay ríos', no fuera en vano y le permitiera perpetuarse en el poder. Para ello modificó la Constitución, valiéndose de los Yidis y Teodolindos, hoy en la cárcel.

En cuanto al rabo de teflón, nada se dijo sobre el hecho de haber tenido como cercano consejero, y lo sigue siendo, aunque ya no con oficina al lado de la suya, a un primo hermano de Pablo Escobar y su ejecutor de programas como Medellín sin tugurios; claro que 'para curarse en salud', José Obdulio no fue funcionario del Estado porque su sueldo lo pagaba alguna entidad internacional. Lo que sí le preguntaron en la Tadeo fue sobre el hecho de tener de Ministro de Justicia al hermano de quien pasó de Director de Fiscalías en Antioquia a la cárcel, donde está por una serie de delitos atinentes a su cohonestar con los paracos. ¡Claro que contravención legal no hay!

Dentro del tema bandera, la seguridad democrática sigue prometiendo, como lo hiciera en la campaña del 2002, que siendo Presidente acabaría con la guerrilla, léase Farc, que, si bien están disminuidas, 7,5 años después fuentes militares denuncian con frecuencia diversos golpes propinados por estos terroristas. Para no entrar en el análisis, objeto de un libro y no de un artículo periodístico, de la transferencia hacia nuevas modalidades de violencia que se siguen dando y que la Human Rights Watch acaba de denunciar.

E insiste en la cultura de la recompensa, causa primordial de los falsos positivos, creando los estudiantes denunciantes a quienes se les asignaría un sueldo de cien mil pesos mensuales, oferta muy oportuna en época electoral; los taxistas cooperantes,...; iniciativas que, al igual que las autodefensas, las Convivir, se sabe cuándo y dónde empiezan pero no hasta dónde llegan. Con razón se oyó en La W: 'estudiante informante, taxista cooperante, la salud agonizante y nuestro Mesías feliz y campante.'

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad