jueves 24 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

“Un mensaje optimista”

Escuchar este artículo

En la lectura del libro del Expresidente Juan Manuel Santos es tan edificante su título que hago uso de estas palabras. Ahora bien, como biógrafo que soy de tres expresidentes, acudo a las enseñanzas que recibí de ellos complementándolas con las que recibo del Expresidente Santos en su obra.

Empiezo en la biografía del Expresidente Guillermo León Valencia, 1962-1966, quien trabajó en tal forma por construir la paz, post violencia partidista, que recibió el título de El Presidente de la Paz. Coincidía el Presidente Valencia, en el tiempo, con el Papa Paulo VI quien en 1967 promulgaba su encíclica Populorum progessio, donde consagra “el desarrollo es el nuevo nombre de la paz”, el desarrollo en toda su expresión: político, económico, social, humano.

Hacia el final de su mandato, el Presidente de la Paz trasmite: “Yo me acerco hasta vosotros, campesinos de Colombia, desprovisto de los arreos del mandatario, feliz de confundirme con vosotros mismos y ser, como he sido por propia vocación personal y por sagrada herencia de mi familia materna, otro campesino colombiano que sabe que para poder vivir dignamente hay que arrancarle a la tierra el sustento para los hijos, vivir en paz con Dios y en alegría con sus semejantes.”

Continúo con la biografía del Expresidente Misael Pastrana Borrero, 1970-1974, donde escribo: Nuestro ideal se nutre en las fuentes trascendentales del humanismo cristiano; tenemos fe en el hombre y respetamos la dignidad humana; amamos la libertad que nace de la igualdad de oportunidades; reverenciamos la moral y defendemos la noción del orden. No queremos el orden sin libertad, producto del despotismo, pero somos conscientes de que no puede haber libertad sin orden.

Creemos en la vivencia del hombre en sociedad, lo que lo hace sujeto de derechos y deberes; en este contexto, seguridad, unidad, conforman nuestro credo. El hombre tiene el derecho y la sociedad el deber de garantizarle la satisfacción de sus necesidades básicas: la alimentación, la educación, el disponer de un techo, el vestido, la protección de la salud, la recreación y como premisa de todo lo anterior, el hombre debe tener acceso a un trabajo que le garantice un adecuado ingreso.

Mi tercera biografía de expresidentes es la del Expresidente Belisario Betancur, 1982-1986, quien tuvo la decisión de emprender un camino harto difícil y de propiciar al lado de la lucha librada para producir un entendimiento con la insurgencia armada, importantes reformas institucionales que han de servir y efectivamente están sirviendo ya, para encontrarle un espacio nuevo a nuestra precaria democracia tan falta de participación popular.

Ahora bien, el Expresidente Santos, Premio Nobel de Paz 2016, complementa el título de su libro diciendo que el mensaje optimista es “para un mundo en crisis”, la violencia humana es bastante intensa a nivel mundial y se complementa con la violencia de la naturaleza, tema para otro artículo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad