jueves 27 de agosto de 2020 - 12:00 AM

¿Violencias sin tregua, otra nueva pandemia?

Escuchar este artículo

Es un interrogante formulado en algunos medios de comunicación ante el caos, el pánico que está padeciendo el mundo. “Tres masacres en menos de 24 horas enlutan al país – En solo 11 días han muerto 30 personas en asesinatos colectivos.” Es titular del diario El Tiempo, 23 ago. Ante lo anterior fui a mi libro, editado y publicado, 2011, “Violencias de hoy, herencia de un pasado”.

Allí en el prólogo, escrito por el Sacerdote Eduardo Díaz (fallecido 2019), se lee: “... cuando el autor habla sobre el tema de violencia y paz no está realizando disquisiciones sobre temas que le sean extraños, sino que está sistematizando, con ayuda de las Ciencias políticas, realidades que le son familiares y que siente como propias. El título del libro acentúa las diversas expresiones que toma la violencia de nuestra realidad nacional, al mismo tiempo de la interacción que se da entre ellas, ya que las unas alimentan a las otras a manera de una simbiosis.”

Por mi parte, en la Introducción escribo: “Esta obra debe acogerse como un aporte a la misión permanente de construir la paz... sostengo que mientras no consigamos aceptar, para superarlo, que hay un ingrediente cultural en nuestras violencias, será una quimera tratar de construir la paz.”

Ante esta triste realidad de violencias y pretendiendo, buscando con ello contribuir a construir paz, al menos en nuestros corazones busco, encuentro lo bastante de positivo que también suministra la historia, la vida. Por ello, por ejemplo, el domingo 23, con mi hijo Luis José, mi hermano Nilson, mi cunado Omar, vimos, cada quien en su hogar, la final de la Liga de Campeones de fútbol, jugado en Lisboa, entre el Bayern Múnich y el París Saint-German, excelente partido ganado 1-0 por el Bayern. Como información adicional las tribunas del estadio estaban vacías, porque las prevenciones, los cuidados por la pandemia deben ser mundiales.

Y nuestro propósito deportivo, como “contribución” a la construcción de paz, es ver el sábado 29 el Tour de Francia, en el cual participarán 10 ciclistas colombianos, de quienes esperamos una actuación triunfal.

Mi propósito, mi “compromiso” es vivir por mí, por mi familia, por el mundo, lo mejor de lo posible, procurando siempre hacer, construir lo mejor. En el momento que estoy escribiendo oigo cantar a Garzón y Torrado: “en el futuro no pienso, no quiero vivir de la ilusión, vivo el momento porque es lo que vale, vivo el momento porque es lo que existe, disfrutar cada instante, mañana de pronto no estoy vivo y arrepentirme no quiero de no haber vivido. Cada paisaje, cada instante una sonrisa una flor y tu compañía plenamente vividos con felicidad y mucha alegría.”

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad