viernes 24 de julio de 2009 - 10:00 AM

Desgaste absurdo

Me senté y pensé; una y otra vez escribí y borre, intenté buscar otro tema, algo distinto, pero al parecer mi mente está cerrada, o de pronto convencida de que es necesario hacerlo, así que lo escribí.

Creo en la capacidad de progreso de Colombia, en su bandera y en nuestra gente, pero lo que está sucediendo me preocupa: estamos viviendo una crisis de criterio, de carácter, y personalidad.

Nuestro país ha caído en una dependencia absurda e ingenuamente creemos que todo gira en torno a una persona, a una política y así vivimos nuestro día a día. La polarización nos invadió, el debate se acabó y los argumentos no van más allá de un nombre o de una supuesta filiación: 'el uribismo o el antiuribismo'.

¿O somos de un lado o del otro? Nos falta criterio. Yo puedo estar de acuerdo, feliz y contento, con la política de seguridad democrática, con la recuperación de la confianza inversionista, pero también puedo estar en contra de la ausencia de un mayor control para evitar los falsos positivos, para evitar que el partido del gobierno fuese conformado por varios 'políticos' disfrazados de U, que han impulsado la corrupción y sobre todo, el clientelismo.
Nos falta criterio y también carácter para mirar más allá de esa filiación excluyente. El congreso de nuestra Colombia, un país donde más del 50% es considerado pobre, donde la educación superior tiene un cobertura menor al 40%, donde miles de niños mueren por desnutrición, donde muchos habitantes no tienen acceso a agua potable, ha desgastado el tiempo discutiendo el referendo reeleccionista, y mientras tanto leyes vienen y van, y nadie se da cuenta.

 Y para completar, los presidentes del Senado y la Cámara son elegidos, y la noticia gira alrededor de si aquellos personajes van a ir en contra o a favor del referendo. Nadie les pregunta, o al parecer no nos enteramos, qué estrategias van a usar para que los 'honorables' congresistas empiecen a asistir responsablemente al trabajo. Nadie les cuestiona qué estrategias van a desarrollar para incrementar la participación ciudadana. Pidamos seriedad y responsabilidad al Congreso, exijamos con respeto que trabaje por las cosas más importantes.

Los futuros gobernantes de este país, los candidatos a la presidencia, al parecer sin personalidad, tampoco van más allá, y muchos de los periodistas que los entrevistan también se quedan allí. Y a los que se han querido salir de ese juego los han criticado de 'aguas tibias'. Con todo respeto, creo que esos son los candidatos que tienen carácter, criterio y personalidad. Son esos gobernantes los que necesita nuestro país, los que no le siguen la cuerda a la polarización, capaces de hacer crítica y también reconocimiento, los que tienen una propuesta real para el país, no basada en continuar todo o acabar con todo lo que se ha venido haciendo.

Hagamos una cruzada para reestablecer el carácter, desarrollar un verdadero criterio, asumir una personalidad y salir de esta absurda crisis que tanto nos ha desgastado.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad