viernes 16 de abril de 2010 - 10:00 AM

El show del tercer Canal

Emocionado por la creciente marea verde, paso de la ilusión de este hecho nacional a una profunda desazón por el dramático show, también colombiano, de la adjudicación del tercer canal.  Show que se parece cada vez más a la inolvidable serie 'Padres e hijos': Insoportable, eterno e insípido.

Y es que mas allá de largo y tedioso, sólo deja entrever una Comisión Nacional de Televisión sin determinación, carácter y autonomía, que se muestra pequeña y sumisa frente al 'duopolio' del Canal RCN y de CARACOL Televisión, pareja que en el 2008 logro ventas que rodean los 950 mil millones de pesos y produjeron utilidades en medio de la crisis por casi 40 mil millones: Definitivamente es un mercado que no solo da para un tercero, sino para un cuarto y porqué no, un quinto canal de televisión. En el pequeño hermano del sur: Ecuador, con una economía que representa la sexta parte de  Colombia, hay siete canales privados, mientras nosotros acá no somos capaces ni de sacar el tercero.  Y la verdad de fondo, es que detrás de tanto show dramático, comunicados, ruedas de prensa, abogados, demandas, y ciudadanos preocupados, está en juego la torta publicitaria estimada en 1 billón de pesos, que pretenden controlar totalmente los canales privados actuales. Pretensión que atenta contra el desarrollo de una prensa libre, que brinde información plural a los colombianos y supla la necesidad de entrenamiento gratuito de los televidentes.

Parece que el corazón grande y la mano dura del presidente Uribe, fueron tomados muy a pecho por los Comisionados en una forma bastante particular y perjudicial. Corazón grande con la ambición y apetito de Caracol y RCN, y mano dura con los que estamos cansados de tanto Cartel de los Sapos, Tetas sin Paraíso y Muñecas de la Mafia, que poco o nada aportan a la construcción de un mejor país. No me vengan a decir que no es de corazón grande reservar y preservar para dos el gigantesco target de 42 millones de televidentes que la misma Comisión presentó en su informe sectorial 2009. Se debe dejar tanto titubeo y dejarle claro a los poderosos canales privados, que antes de sus ambiciones económicas, están los intereses de los colombianos. A la Comisión, como al Coyote, todo le sale mal desde que empezó la aventura del nuevo canal. Y por su parte los organismos de control, en vez de hacer una buena revisión y veeduría en el 2007 cuando empezó la adjudicación, siguen poniendo 'peros': Poniéndole obstáculos a la adjudicación y beneficiando así el duopolio.

No me opongo a organismos que luchen contra la oscuridad de los procesos, pero como ciudadano, exijo eficiencia y competitividad por parte de las instituciones del país. Como lo dice el mismo comisionado Carreño 'que prevalezca el derecho de los colombianos de un tercer': Que prevalezca en la realidad y no el discurso y la falsa palabrería.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad