viernes 19 de marzo de 2010 - 10:00 AM

¡A construir memoria!

La  fiesta 'democrática' que se formó en Corferias con la entrega de los resultados, fue el perfecto retrato de una democracia que se encuentra en crisis, desde sus electores, y candidatos, hasta sus supuestos honorables veedores que hoy nos llenan de desconfianza. La fiesta, que incluyó desde whiskey hasta una bochornosa 'riña' de un Senador que en medio de su momentánea derrota se salió de casillas.

Se subió las mangas, y con un 'ejemplar' acto trató de demostrarnos cómo es que se defiende a las mujeres. El hombre 'De la política sin mascara', al senador Rodrigo Lara, se le cayó la máscara y dejó entrever una persona inmadura no sólo políticamente para aceptar una derrota (que al final no fue) sino humanamente para creer que un conflicto se resuelve de esa manera. Palabras menos, palabras mas, como lo alcanzó a escribir mi tío Jorge Figueroa 'no quiero ni imaginarme lo que pudo ser eso, la gente con el licor pierde las facultades mentales y por ende las visuales, y es que la noción de contar se pierde totalmente, nada más peligroso que la mente fantasiosa de un beodo. Es que el borracho tiende a exaltar o exagerar en el modo de actuar; de seguro en vez de ver un tarjetón, veían varios….'. Y lo peor es que tan vergonzoso carnaval fue de lo 'mejorcito' que sucedió en el domingo 14 de marzo donde el gran triunfador fue el olvido.

Colombia demostró que no tiene memoria, y dejó un desafío para las nuevas generaciones: construirla. No voy a perder el tiempo reprochando unos resultados que no se pueden cambiar, pero quiero pedirle a la juventud que recuerde quiénes han sido y quiénes serán los que atentan contra nuestro bienestar. Los invito a que hagamos un seguimiento a los cuestionados representantes del PIN. Que no se nos vaya a olvidar en las próximas elecciones regionales qué es lo que estos señores hacen y dejan de hacer. No podemos pasar por alto la parranda que arman los clientelistas, que con cortinas de humo intentan cubrir los peores asaltos que ellos mismos cometen contra los recursos públicos. Dejemos de pensar que por hacer plazas en todos los pueblos, y parques en el Chicamocha, una persona está autorizada a quebrar a un departamento y pretender continuar su legado en herederos que carecen de méritos para asumir un papel.

Los colombianos debemos lograr que los próximos gobiernos estén basados en la meritocracia. No nos lamentemos ni perdamos la esperanza por el oscuro domingo electoral del 14 de Marzo. Santander y Bucaramanga no están muy lejanos de elegir nuevamente sus líderes regionales ¿Dejaremos que triunfen los que poco o nada hacen para construir una mejor Colombia? La verdadera hecatombe será olvidar tantos atentados contra nuestro país por parte de la ambición y la indolencia de los corruptos, y sólo una juventud activista y responsable podrá salvarnos de aquel desafortunado destino.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad