miércoles 25 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Contrastes

La transformación de la ciudad, su consolidación, no es un asunto que competa exclusivamente a las autoridades. En ese propósito todos, sin excepción, debemos contribuir

El jueves de la semana pasada el alcalde de Bucaramanga intervino en la asamblea general de las Naciones Unidas. Ante ese auditorio reiteró el compromiso de defender el páramo Santurbán y habló de inclusión, solidaridad y empatía como respuesta al fenómeno migratorio. Era la primera vez que un mandatario de la ciudad tenía esa oportunidad; motivo suficiente para celebrar, pero la alegría duró poco. Al día siguiente un grupo de estudiantes de la UIS irrumpió en la ceremonia de grados que se celebraba en el auditorio Luis A. Calvo. El propósito, dicen, era leer un comunicado y llamar la atención sobre algunas irregularidades que se están presentando en la universidad; dentro de ellas la relacionada con el servicio de comedores y las precarias condiciones del personal encargado de la cocina. Torpemente, incluso, intentaron retener al rector. Días antes tomaron un vehículo del sistema integrado de transporte y lo atravesaron en la entrada principal de la institución.

La actitud violenta, grosera y desobligante de los estudiantes fue rechazada por todos los estamentos de la ciudad, incluyendo a la propia organización estudiantil de la que los encapuchados forman parte. El mensaje fue claro y contundente: Deben buscar otras vías para expresar la inconformidad.

Mientras, la administración municipal, de manera paulatina, avanza en el cumplimiento de las metas que se propuso. Como la gran mayoría creemos que hay aspectos en los que hay mucho por hacer; en materia de seguridad, por ejemplo, que cada día se torna mas compleja a pesar del esfuerzo de las autoridades. Pero, en honor a la verdad, hay que reconocer que hay temas en los que los resultados han sido significativos e importantes. La apertura del primer Centro Intégrate para brindar atención integral a migrantes y retornados, la intervención de parques, la construcción de la unidad de bienestar animal, la inversión en infraestructura educativa o la recuperación de la malla vial, entre otros, indican que la ciudad, por lo menos por el momento, va por buen camino.

La transformación de la ciudad, su consolidación, no es un asunto que competa exclusivamente a las autoridades. En ese propósito todos, sin excepción, debemos contribuir.

Entre contrastes la ciudad va tomando forma.

manuel de jesús rodríguez
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad