miércoles 06 de diciembre de 2023 - 12:15 AM

Ocaña y el Catatumbo: Entre la inseguridad y la indiferencia oficial

Compartir

La situación que se vive en Ocaña es el fiel reflejo de la que se vive en el Catatumbo. El Catatumbo simboliza lo que está pasando en el país. Los secuestros, la extorsión, los homicidios a granel no cesan; y al gobierno, en especial al ministro de defensa, eso parece no importarles.

La información oficial que se conoce indica que en el último año en Ocaña han secuestrado ocho personas. En la región dicen que la cifra se queda corta. Muchos temen denunciar por miedo a las represalias. La situación es insostenible.

El miércoles se conoció un nuevo plagio. Al día siguiente el ministro de Defensa estuvo en Ocaña para pedir perdón en nombre del Estado a las víctimas de los falsos positivos y cuando se le preguntó por el tema se le hizo fácil decir que por la información que maneja los retenidos no se encuentran en poder del ELN. Esas declaraciones, torpes y destempladas, representan la falta de acciones efectivas que en muchos sectores se reclama del gobierno nacional. Parece que vivieran en otro país. Ministro, la mayoría de las retenciones o las inicia la delincuencia común por encargo de grupos guerrilleros o terminan negociándolas con éstos. Así ha sucedido siempre y ocurrió hace poco con el papá de Luis Díaz. ¿Ya se le olvidó?

La inseguridad en la región está desbordada y las autoridades no hacen nada para retomar el control. La comunidad no se cansa de clamar por acciones inmediatas y efectivas. De nada ha servido. Por estos días preparan una nueva movilización. No pierden la esperanza a pesar de la indiferencia institucional. Esperan, sí, que les vaya mejor que a la Defensoría del Pueblo que desde el 4 de agosto de 2020 emitió la Alerta Temprana 034 para requerir de las autoridades acciones inmediatas y contundentes para prevenir el secuestro en esa región del país. Han transcurrido más de tres años y miren como están.

Al ministro de Defensa hace rato el cargo le quedó grande. A decir verdad, no es al único. Nada que hacer. Lo preocupante es que la nueva ronda de negociaciones con el ELN que inició el lunes no augura nada bueno. Los delegados del gobierno deben mantenerse en que los diálogos no pueden continuar mientras haya personas secuestradas en manos de esa organización delincuencial.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad