domingo 11 de abril de 2021 - 12:00 AM

Contrastes públicos

Su experiencia no incluye servicios públicos ni responsabilidades significativas comparables a la gerencia de EPM y su perfil fue negado hasta para ser el auditor de TIGO UNE.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Marc Eichmann

No son pocas las discusiones que se dan para definir qué personajes públicos son los mejores. En el tenis la trilogía Nadal, Djokovic y Federer genera pasiones equivalentes a las que en el fútbol crean Messi, Maradona y Pelé. En el campo de la música clásica el trono lo disputan Bach, Mozart y Beethoven, y entre los reggaetoneros Bad Bunny, Daddy Yankee y Residente (dice mi hija, una experta en la materia).

De vez en cuando esos contrastes terminan con apasionamiento subjetivos, como si no existiera la verdad verificable y contundente. Es el caso en la elección del gerente de EPM, que tiene indignada a la mayoría de los colombianos.

Inicialmente el alcalde Quintero de Medellín, en una elección polémica, nombró en la cabeza de EPM a Álvaro Rendón, un abogado con experiencia como auditor general de la Nación, pero con poca exposición a servicios públicos. Bajo su mando, el Alcalde modificó la junta directiva para después, de manera desobligante, declararlo insubsistente.

Hoy, algunos defienden el nuevo nombramiento de Alejandro Calderón a la cabeza de EPM. El señor Calderón dice ser, según EPM, economista y especialista en administración de la Universidad de California, contar con un magíster en economía de la Universidad Montesquieu de Francia y un magíster en administración de la Universidad de Harvard.

Las instituciones tienen una opinión distinta. La Universidad de California y la de Harvard ratifican que el señor atendió a unos cursos que no dan título de maestría y la Universidad Montesquieu, de Burdeos, que su nota fue de entre 10 y 12 sobre 20 en sus estudios. Su experiencia no incluye servicios públicos ni responsabilidades significativas comparables a la gerencia de EPM y su perfil fue negado hasta para ser el auditor de TIGO UNE.

Como consecuencia, hoy en día, hay una caliente discusión sobre quien será el ejecutivo con el salto profesional más importante en Colombia. Si Alejandro Calderón, Edith Urrego, la gerente de EPM que se desempeñaba anteriormente como gerente de oficina de banco o Luis Díaz, el embolador que pasó a ser concejal de Bogotá. Su opinión por favor.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad