domingo 05 de julio de 2020 - 12:00 AM

Fumando verde

Falta ver si para un pueblo que históricamente ha tenido tan poca memoria como el nuestro, el legado social vuelve a construirse con los mismos rasgos y olores del que se desmoronó con la pandemia.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Marc Eichmann

Las crisis del COVID ha roto los vínculos del capitalismo temporalmente. La producción y el consumo, la oferta y la demanda se han desconectado, el bien aceitado mecanismo del aparato productivo ha sido interrumpido por la falta de velocidad en la interacción social y la poca predictibilidad del comportamiento humano.

Las consecuencias más dañinas en este nuevo entorno es que han hecho al hombre vulnerable. El ataque a la seguridad, adquirida a lo largo de los años, de poder solventar los problemas del día a día hará que surjan nuevos paradigmas mentales, alejados de las costumbres del consumismo y la cultura de la rutina.

Falta ver si para un pueblo que históricamente ha tenido tan poca memoria como el nuestro, el legado social vuelve a construirse con los mismos rasgos y olores del que se desmoronó con la pandemia. ¿Dejarán huella la lentitud que conlleva el no poder maximizar constantemente las sensaciones y el sosiego que se aloja en saltar de la montaña rusa diaria? ¿Volveremos al mundo pre COVID sin cicatrices que nos replanteen nuestros comportamientos y nuestra existencia?

Seguramente la exposición a este nuevo perfil de nuestro ser, traído hacia nos a la fuerza, acarreará cicatrices que dependerán mucho de cada individuo. Algunos quedarán confundidos, otros deprimidos, muchos, sorprendidos, descubrirán nuevas maneras de deambular por la vida, mientras otros pasarán por esta experiencia incólumes, tal vez en un esfuerzo por mantener ileso en su mente lo que los mantiene de pie.

Si hay un positivo en todo esto, es la posibilidad que esta situación nos da de hacer un alto en el camino y reflexionar sobre lo que realmente nos importa, un ejercicio que pre COVID difícilmente se realizaba en medio del atolondramiento diario causado por la Optimización. Con el corazón en la mano por aquellos a quienes esta pandemia ha ocasionado dificultades en sus necesidades básicas, como el comer o caminar en el parque, se advierte en esta gran confusión una semilla de podrá brotar, en el momento menos esperado, el ideario de una manera más satisfactoria de vivir.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad