sábado 07 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

La nueva educación

Recomendar a unos padres de familia que inviertan en la educación de sus hijos en carreras que cada vez están más bajo acoso de la nueva economía es un verdadero dilema que no tiene respuesta fácil.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Marc Eichmann

El entorno corporativo ha sufrido más cambios en los últimos 20 años que en el siglo precedente. El avance en la conectividad de las personas, por medio de las redes de información digitales, rompió innumerables barreras al desarrollo, dándole a las empresas acceso a enormes cantidades de datos y migrando radicalmente los canales de interacción humana hacia la tecnología. Como consecuencia los modelos de negocio están ajustándose a estas nuevas realidades, desplazando aquellas empresas que no son capaces de adaptarse.

Sin embargo, el impacto más importante de estos cambios se ha visto reflejado en algunos trabajadores, cuyos conocimientos y habilidades han dejado de ser relevantes en el nuevo entorno. Para el periodista, que ve como los artículos de prensa se ven desplazados por los tweets de los influenciadores en redes sociales, el contador, cajero de banco, médico o abogado cuyas labores en parte están siendo automatizadas, mantenerse vigente en los nuevos modelos de negocio es un reto cada vez más grande.

Recomendar a unos padres de familia que inviertan en la educación de sus hijos en carreras que cada vez están más bajo acoso de la nueva economía es un verdadero dilema que no tiene respuesta fácil. El retorno para el estudiante de la educación está en entredicho, tal como lo reflejan las decrecientes tasas de ocupación de los dormitorios escolares. En un país como Colombia, con grandes desigualdades sociales, la decisión de que un hijo estudie es de pronto de las más importantes para quienes tienen que sacrificar el poco capital que han acumulado en una apuesta de ese calibre.

Todos estos retos invitan a repensar la educación en términos de su orientación. Las carreras que históricamente han estado enfocadas en el tipo de información que se transmite tienen que migrar a un modelo donde el foco central es la formación que se imprime. Si bien seguirán existiendo los especialistas en campos del conocimiento, hoy el mercado demanda cada vez más especialistas en liderazgo, trabajo en equipo, estructuración, rentabilización, manejo del cambio, habilidades estas que son transversales al conocimiento.

Bienvenida la nueva educación.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad