sábado 14 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Lo fundamental

Exigir más subsidios implica tener que cobrar más impuestos, bloquear las ciudades interrumpe el crecimiento económico. Es así de simple.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Marc Eichmann

Muchas veces la espuma de los acontecimientos nos sesga el pensamiento y nos desvía de principios básicos que rigen la sociedad y el mundo en general. Hoy más que nunca, cuando las redes sociales permiten que mundos imaginarios, creados aleatoriamente y con criterios personales, tomen forma y se incrusten en el imaginario colectivo, es imperativo que los sensatos, los estudiosos y los rigurosos se manifiesten en búsqueda de un poco de pragmatismo.

El primer criterio que debe prevalecer en la falta de cordura reciente concierne la vida en sociedad. A pesar del ruido de algunos, no se puede olvidar que las normas y políticas que deben regir son dictaminadas por las mayorías que mediante procesos democráticos eligen a quienes tiene la responsabilidad de definirlas. Quienes no concuerdan con las políticas seleccionadas por la mayoría tienen inevitablemente el derecho de sentirse frustrados, pero esa frustración no les da el derecho de atentar contra la mayoría vencedora.

El segundo criterio importante es que las sociedades tienen normas y leyes que no se pueden violentar, a riesgo de terminar en anarquía. Participar en daños a la propiedad pública o privada es castigable por ley, así como lo es interrumpir la libre movilidad de los demás. Por mucho que nos quejemos, la fuerza pública no solo tiene la opción, sino la obligación de actuar cuando se presenten estos hechos, con la fortaleza necesaria para garantizar el imperio de la ley. Desacreditar a los integrantes del Esmad, la Policía o el Ejército, porque garantizan la ley es desconocer la naturaleza democrática del país.

El tercer criterio que es necesario reconocer es que, para mejorar las condiciones de vida en una sociedad, hay que producir más bienes y servicios, es decir, fomentar el desarrollo.

Exigir más subsidios implica tener que cobrar más impuestos, bloquear las ciudades interrumpe el crecimiento económico. Es así de simple. Y para aquellos que no lo quieren entender y persisten en los comportamientos descritos, es imperativo que sepan que están golpeando a los más necesitados.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad