domingo 10 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Quiebradona

El proyecto Quebradona del suroriente Antioqueño, no amenaza una aglomeración poblacional similar. Sin embargo, afectaría una prodigiosa fábrica de agua donde nacen los ríos Frío, Piedras, Cartama y el Conde
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Marc Eichmann

A nivel mundial, de la producción de oro, más del 50% va a joyería y menos del 10% a tecnología. El oro le generó al sistema general de regalías del país en el 2020, alrededor de COP 288 mil millones, de los cuales un poco más de la mitad corresponde a Antioquia. Siendo la producción nacional de oro de 47.5 toneladas y asumiendo que la onza troy (31.1 gramos) vale 1782 dólares, la contraprestación al Estado por explotación de oro es inferior al 3% del precio del ingreso generado (nominal del 4%). Seguramente las compañías mineras generan al Estado otro tipo de ingresos, ya sea por el pago de IVA para sus insumos, el ICA, el 4 por mil y el impuesto de renta. Sin embargo la contraprestación, que para el carbón en Colombia es superior a COP 1.2 billones, parece baja dado el tamaño del negocio.

En Bucaramanga, la explotación minera en el páramo de Santurbán fue ampliamente rechazada por la población, que gracias a su influencia en el establecimiento político y la presión social ha mantenido el inicio del proyecto a raya. Un factor importante para el rechazo de este proyecto es su ubicación en el páramo y la amenaza para las fuentes de agua que alimentan la ciudad.

El proyecto Quebradona del suroriente Antioqueño, no amenaza una aglomeración poblacional similar. Sin embargo, afectaría una prodigiosa fábrica de agua donde nacen los ríos Frío, Piedras, Cartama y el Conde que surten acueductos de varios centros poblados, y contaría con tres túneles de 6 km, por donde se extraerán 17.000 toneladas diarias de rocas.

La gobernación de Antioquia acaba de dar su aprobación al Programa de Trabajos y Obras para la mina de la multinacional AngloGold Ashanti. Es cierto que en 21 años el proyecto Quebradona generará COP 60 mil millones anuales en regalías por el oro y otro tanto por el cobre. Financieramente y sin ni siquiera tener en cuenta el daño colateral, no parece que el 4% del producido de la mina, equivalente a COP 2,000 por metro cuadrado mes para el oro, compense recuperar 480 hectáreas con daños ambientales permanentes. La Agencia Nacional de Licencias Ambientales, responsable de evaluar la emisión de la licencia ambiental, tiene la palabra.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad