domingo 20 de junio de 2021 - 12:00 AM

Quince millones

Quince millones también es muy poco cuando se convierte en el costo para las organizaciones criminales de destrozar una ciudad contratando 300 jóvenes a razón de cincuenta mil pesos por un día...
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Marc Eichmann

Quince millones de pesos son plata. Es el ingreso de un trabajador de salario mínimo por un año, fruto del trabajo duro que devengan más del 63% de los colombianos empleados.

Quince millones de pesos son también la mitad de la cuota inicial que se necesita para comprar una vivienda de interés social. De aquellas que hoy se están vendiendo alrededor de doce mil al mes a nivel nacional. Es el inicio del sueño de múltiples países que apuestan por un techo.

Quince millones de pesos es también el gasto del estado anual por trabajador. Es decir, el gasto público, aproximadamente igual a lo que recibe el Estado en impuestos y otras rentas, es el equivalente al ingreso de todos los trabajadores de Colombia si ganaran todos el mínimo.

Quince millones de pesos es también aproximadamente la deuda externa de Colombia que le corresponde a cada colombiano después de la pandemia. Es decir, que cada colombiano nace con una deuda equivalente a un año de trabajo con sueldo de salario mínimo.

Con quince millones una familia de clase alta puede irse a vacunar a Miami, con una estadía de una semana. Ese plan que tantos han hecho con el fin de lograr la libertad que les quita el virus, antes de que llegue la vacuna del programa gobierno nacional, que anda por nueve millones de inoculados con la primera dosis.

Quince millones de pesos es también el 70% del precio del automóvil Geely LC y para los que no alcanza, que es la mayoría, quince millones de pesos alcanzan para un Renault Logan del 2012, sin aire.

Todos estos datos hacen de quince millones de pesos una cifra importante para muchos.

Sin embargo, quince millones de pesos también es muy poco cuando se convierte en el costo para las organizaciones criminales de destrozar una ciudad contratando 300 jóvenes a razón de cincuenta mil pesos por un día, para generar vandalismo con daños miles de veces superiores.

A estos vándalos y las organizaciones que ponen el dinero para reclutarlos, hay que encerrarlos mínimo quince millones de segundos (seis meses).

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad