domingo 16 de octubre de 2022 - 12:00 AM

Un poco de rigor en el actuar

Queda la sensación de que el gobierno es un poeta que está diseñando un puente.
Image
Columna de
Marc Eichmann

Cualquier estudiante de una carrera técnica o de ingeniería reconoce en la disciplina y el rigor un elemento esencial para el éxito. El matemático que está resolviendo un sistema de ecuaciones diferenciales, el ingeniero civil que está diseñando un puente o el químico que está diseñando un reactivo para una línea de producción entienden perfectamente que si no son precisos y constantes en el método que utilizan a nivel micro, el resultado a nivel macro será un fracaso que puede costar vidas humanas o generar fracasos a gran escala.

Este rigor no solo es aplicable desde lo técnico. El buen escritor que se inmersa en elaborar un libro debe respetar su método, el panadero debe aplicar con juicio su receta para hacer pan, el legislador debe redactar sus leyes ateniéndose al lenguaje legal y entendiendo la constitución, el marco legal y la jurisprudencia.

En la vida diaria el rigor y la constancia son en gran parte la receta del éxito de una persona. Cumplir las citas, llegar a tiempo, reaccionar responsablemente, trabajar con dedicación y respetar al prójimo son las características que separan a aquellos que logran
un mejor nivel de vida del de los demás.

En los dos meses que lleva el gobierno Petro los augurios desde esa visión no son prometedores. El jefe de Estado no solo llega tarde sino que incumple citas, los miembros del gabinete se contradicen, senadores como Alex Flórez ejemplifican comportamientos socialmente reprochables y los nombramientos en la administración del gobierno están incompletos. Queda la sensación de que el gobierno es un poeta que está diseñando un puente, de que es el panadero que no tiene la obligación de producir el pan de cada día con una receta exitosa sino que puede intentar con distintas cada día, así en el camino los clientes se indigesten.

El único aspecto en que el gobierno ha sido riguroso y exitoso hasta ahora es en juntar las mayorías en el congreso, logrando que hasta el partido conservador participe de las mieles de un Presupuesto de la Nación que se habrá duplicado en cinco años. Así el futuro es posible que el puente que se inicia a construir se caiga.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad