sábado 28 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Necesidades PAE

Uno de los hallazgos más recurrente en varios municipios del departamento de Santander, tiene que ver con las precarias condiciones de infraestructura de las cocinas y de los elementos necesarios para la prestación del servicio en los comedores escolares

En lo que va corrido del año, en desarrollo de la veeduría técnica a la ejecución del Programa de Alimentación Escolar contratado por la Gobernación de Santander y por las alcaldías metropolitanas, se ha realizado un seguimiento a cercano a las condiciones que deben cumplirse para el óptimo funcionamiento de este importante programa que beneficia a los niños mas vulnerables del departamento.

Uno de los hallazgos más recurrente en varios municipios del departamento de Santander, tiene que ver con las precarias condiciones de infraestructura de las cocinas y de los elementos necesarios para la prestación del servicio en los comedores escolares y en general, un extendido deterioro en la infraestructura educativa de las instituciones públicas.

Es importante resaltar que, para la prestación del servicio de alimentación escolar, existen unas condiciones prestablecidas por el Ministerio de Educación que deben ser cumplidas a cabalidad tanto por los operadores contratados, como por las entidades contratantes.

El panorama general de muchas instituciones educativas, tanto rurales como urbanas, involucra la presencia de humedad en las paredes, techos con fisuras donde puede colarse el agua lluvia y falta de mantenimiento general de las instalaciones.

Mesones sin enchape, falta de elementos desechables para la limpieza de superficies, ollas y estufas antiguas y en mal estado, entre otras cosas, son parte del día a día en gran porcentaje de las instituciones educativas que deben garantizar el complemento alimenticio, como estrategia de permanencia de los niños, niñas y adolescentes en el sistema escolar.

Para poder lograr un servicio educativo de calidad y para garantizar el éxito del programa de alimentación escolar, es absolutamente necesario, que las entidades territoriales, se comprometan seriamente a gestionar e invertir los recursos necesarios para mejorar la infraestructura escolar y las condiciones físicas de las instalaciones y de los elementos utilizados en el programa, teniendo en cuenta que de acuerdo al índice de capital humano del Banco Mundial, la malnutrición infantil en el país, disminuye hasta en un 40% el potencial de ingresos en la edad adulta, pues se reduce las posibilidades de un mayor coeficiente intelectual y en consecuencia, mejores trabajos.

MARCELA PABON
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad