domingo 24 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Derecho a la protesta sí, pero no así

Aportemos todos al cambio, condenemos a aquellos que incitan al odio, no le hagamos eco a sus nefastas intenciones; el compromiso es a contribuir con buen ejemplo y buenas acciones a nuestra región y al país.
Escuchar este artículo

Sin duda la protesta pacífica es la voz de la ciudadanía y debe ser escuchada, es un derecho fundamental que debe ser garantizado y respetado por el Estado, el cual debe ser ejercido de manera libre y sin ninguna clase de presión para la ciudadanía.

Existe un sinnúmero de razones para marchar: la corrupción, la paz, la desigualdad social, la injusticia, mejor salud, acceso a la educación, etc; los hechos lamentables de esta semana por cuenta de los vándalos que atentaron contra los bienes públicos y privados dejan un sinsabor en toda la ciudadanía; muchos se preguntan si la protesta funcionó o no; o si esta fue deslegitimada, pues los actos de violencia de unos pocos no respondieron al espíritu de lo que pretendían los manifestantes.

Las escalofriantes escenas que dejaron ver las redes sociales, evidenciaron el actuar delictivo de personas que se dedicaron a saquear negocios como fue el caso de los almacenes de electrodomésticos en el centro de Bucaramanga; vimos gente más preocupada por hacer daño que por levantar su voz de protesta, vimos gente ingresando a la fuerza en conjuntos y casas, robando, maltratando y atacando. Los esfuerzos de las autoridades por garantizar el derecho a la protesta con respeto han sido en vano, la situación se salió de control en todo el país. El derecho a la protesta es legítimo, el vandalismo es inaceptable y los violentos no representan la mayoría.

Es lamentable que la protesta haya terminado en miedo, angustia, preocupación, impotencia y cuantiosos daños materiales, gracias a la criminalización de la manifestación, cuya única intención era la de transmitir un sentir ciudadano legítimo al gobierno. Mientras se aclara el panorama aportemos todos al cambio, condenemos a aquellos que incitan al odio, no le hagamos eco a sus nefastas intenciones; el compromiso es a contribuir con buen ejemplo y buenas acciones a nuestra región y al país.

Adenda: Felicitaciones por la constitución del Colegio de Abogados Penalistas y por la próxima instalación de su capítulo Santander, acontecimiento importante para la lucha contra la corrupción en nuestra región.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad