domingo 22 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

¿Olvido o colusión?

la CAS proyectó unos pliegos de condiciones con requisitos de difícil cumplimiento, para restringir la participación de potenciales oferentes...
Escuchar este artículo

Mas de $2.352 millones serán invertidos por la CAS para la limpieza, recolección y disposición del material vegetal flotante y residuos sólidos presentes al interior de la Ciénaga de San Silvestre; recursos públicos que serán adjudicados por medio de una licitación pública con condiciones bastante cuestionables.

Como es costumbre, la CAS proyectó unos pliegos de condiciones con requisitos de difícil cumplimiento para restringir la participación de potenciales oferentes con la idoneidad suficiente para ejecutar procesos de gran importancia como es en este caso la limpieza de la Ciénaga San Silvestre, bastante golpeada y afectada por la gran contaminación de sus aguas, la cual ha ocasionado varias emergencias ambientales.

Prueba de esto es la baja participación de proponentes que tuvo el proceso, sólo dos ofertas fueron presentadas, de las cuales curiosamente una cumple con todo y la otra no. Cualquier empresa que se presente a un proceso por más de $2.000 millones es una empresa con experiencia presentando propuestas. Llama la atención que hayan “olvidado” adjuntar el RUP completo, tan solo faltaron por anexar 55 folios; también “olvidaron” incluir el RUT actualizado; “olvidaron” certificados de los integrantes del consorcio y “olvidaron” avalar correctamente la propuesta, pues lo hicieron con un ingeniero ambiental, cuando los pliegos exigían aval de un ingeniero civil. ¡Parece que el consorcio San Silvestre no quiere ganarse el millonario contrato! Esperemos que subsanen todos estos olvidos y puedan entrar a competir con la UT San Silvestre, quienes cumplieron con todos los requisitos exigidos.

Según veedores y ciudadanos, la UT San Silvestre está conformada por Spazios Urbanos y Petrolabin, empresas cuestionadas por tener contrataciones presuntamente irregulares en la CDMB, lamentablemente este dato no se pudo verificar en su totalidad, pues por estos días se ha hecho famosa la práctica de ocultar información pública como son los nombres de las empresas integrantes de los consorcios o uniones temporales. Caso idéntico de la licitación para encontrar el socio del alumbrado de Floridablanca; dos proponentes, uno cumple todo, el otro nada, además, a la fecha, incluso después de la evaluación no han revelado los nombres de las empresas, ¿cuál es el misterio?

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad