domingo 14 de julio de 2019 - 12:00 AM

Sólo se requiere voluntad

La CAS está a tiempo para seguir mejorando su contratación, levantar sus indicadores y generar un ambiente de libre competencia en sus procesos
Escuchar este artículo

Debo iniciar mi columna de hoy contándoles que la Corporación Autónoma Regional de Santander – CAS, publicó ésta semana el proyecto de pliegos de condiciones para la construcción de la Planta de tratamiento de aguas residuales para el municipio de Los Santos, con documentos en alta resolución, claros y nítidos, con acceso fácil para la consulta de cualquier interesado en participar; esto es un gran avance en la contratación de la CAS, que debe reconocerse y más en un proceso con una cuantía estimada de más de $3.092 millones.

Sin embargo, todavía hay un gran camino por recorrer, como mencioné en mi columna del pasado domingo, el promedio de participación está en 1.3 oferentes. Tiene un gran reto la Corporación para levantar esa cifra y qué mejor oportunidad que éste proceso para demostrar que sí se puede garantizar la transparencia en los procesos que la CAS adelante, pero para esto debe implementar mejores prácticas a la hora de contratar.

En primer lugar, deben ajustar la manera en la que se solicita acreditar la experiencia general y específica, dejar de lado condiciones que restringen la presentación de un número plural de ofertas; ajustar indicadores financieros a la realidad del sector; establecer cronogramas más holgados; y por favor publicar los planos de la planta, si no, ¿cómo van preparar sus ofertas los posibles interesados, sin tener idea de qué es lo que se pretende construir? Es un componente técnico muy importante que debe ser conocido desde el inicio de la licitación correspondiente.

El proceso recién publicado debe suministrar garantías de transparencia y contrastar con la anterior contratación que realizó la Corporación para la construcción de la planta de aguas residuales de Curití, la licitación en esa oportunidad se caracterizó por no generar confianza en los posibles oferentes, quienes argumentaban falta de transparencia, y no era para menos, los pliegos de condiciones alejaron a los interesados por los requisitos exagerados.

La CAS está a tiempo para seguir mejorando su contratación, levantar sus indicadores y generar un ambiente de libre competencia en sus procesos, sólo se requiere voluntad para implementar mejores practicas y hacerlo realidad.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad