domingo 17 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Colegio de Penalistas

Un espacio para defender a los abogados de las arbitra-riedades del poder judicial, pero también un escenario de discu-sión académica, forjador de ideas y de pensamiento...
Escuchar este artículo

Después de varias iniciativas, convocatorias y propuestas, los juristas del derecho penal del país decidieron agremiarse y han constituido el denominado Colegio de Abogados Penalistas de Colombia, el cual albergará en particular a quienes ejercen esa especialidad como abogados litigantes.

La génesis de esta agremiación surgió como consecuencia de los incontables tropiezos que encuentran los penalistas en el ejercicio de su profesión, sobre todo desde la vigencia del sistema acusatorio. No es un secreto las constantes disputas con fiscales y jueces, así como los obstáculos que se les presentan en la celebración de las audiencias debido a la congestión judicial y a la pesada carga de trabajo que también afecta a los juristas.

Tanta es la inconformidad de los penalistas que decidieron agruparse bajo la etiqueta “o nos unimos o nos jodemos”, toda vez que es permanente su enfrentamiento con la tiranía de algunos operadores judiciales que desconocen flagrantemente el derecho de defensa, la contradicción probatoria y el debido proceso. Y lo peor, muchos funcionarios confunden el legítimo derecho a la representación judicial con la condición misma del cliente, pervirtiendo de paso la integridad profesional del abogado.

Además de todo, ya se volvió costumbre malsana en algunos despachos la compulsa de copias disciplinarias en contra de los togados, desconociendo los jueces que en el propio Código Procesal Penal existen correctivos legales para circunstancias especiales, como la inasistencia injustificada a las audiencias o la denominada obstrucción procesal. En fin, que si el juez está congestionado y no puede hacer la audiencia, no pasa nada, pero si es el abogado defensor el congestionado, la compulsa de copias es casi que irremediable. ¡Absurdo!

Bienvenida esta iniciativa promovida por expertos penalistas y profesores como Iván Cancino, Francisco Bernate, Miguel González, Oscar Sierra y otros destacados juristas del país, quienes en Asamblea General decidieron el viernes pasado constituir el Colegio de Abogados Penalistas de Colombia.

Un espacio para defender a los abogados de las arbitrariedades del poder judicial, pero también un escenario de discusión académica, forjador de ideas y de pensamiento, en pos de un derecho penal más justo y más humano. ¡Enhorabuena!

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad