domingo 30 de octubre de 2022 - 12:00 AM

Ecos de una entrevista

No dejan de ser interesantes y a la vez inquietantes las revelaciones que hiciera el exdirector político de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, Oscar Jahir Hernández, en entrevista realizada por el buen periodista Alfonso Pineda para un portal de comunicación regional.

Habló de la candidatura presidencial de Rodolfo Hernández, de lo que sucedió entre la primera y segunda vuelta y de las disputas internas dentro del movimiento. Palabras mayores, pues no puede desconocerse que el entrevistado fue la persona más cercana a Rodolfo en su carrera por la presidencia.

Reveló Oscar Jahir su sorpresa por la actitud de Hernández después de llegar a la segunda vuelta, tanto así que no volvió a saber de él, nunca volvió a hablar con el candidato, ni nunca supo cuál sería la estrategia para enfrentar la recta final electoral. Aun siendo el director político del movimiento, fue apartado por completo de cualquier decisión de campaña. ¿Raro, no?

Y esa fue la verdad, porque por aquella época se supo que Rodolfo se convirtió en una especie de “vedette” nacional, en donde un grupúsculo de personas lo rodeó y de paso lo alejó del contacto público, encabezados por Germán Calle, un empresario del mundo del golf que sin mucho ruido siempre estuvo a la sombra del candidato. Luego vino el cuento de las amenazas, el inesperado viaje al exterior y por último la derrota.

Contó Oscar Jahir que Rodolfo en realidad no se recorrió el país. A diferencia de Petro y Federico Gutiérrez, fueron pocos sus desplazamientos, pero aun así logró desbancar a “Fico” del segundo lugar con su discurso anticorrupción. Eso, sin duda, le funcionó. Pero terminada la última elección, a nadie le dio las gracias, a ninguno de sus electores.

La “Liga”, hoy convertida en partido político, según el entrevistado es esencialmente un partido familiar dirigido por Socorro Oliveros, la esposa, quien no sabe de política, pero sí de negocios. Un partido, además, lleno hoy de oportunistas, esperando pelechar al lado de la figura de Rodolfo como fenómeno político.

Y eso también es verdad, pues aunque en la entrevista no se dieron nombres, los Celis Carrillo, Bernabé y su hijo Juan Carlos, hoy son estandartes en la “Liga” y hasta mandan. Cuando Oscar Jahir habló de oportunistas, seguramente estaba hablando de ellos. ¡De todo hay en la villa de Rodolfo!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad