domingo 23 de febrero de 2020 - 12:00 AM

El diputado Leonidas

hora que la Asamblea ha renovado sus fichas, el diputado Leonidas puede armar un buen equipo con otros corporados que hagan valer su independencia.
Escuchar este artículo

Resulta innegable que la voz de Leonidas Gómez en la Asamblea de Santander debe convertirse no solo en la voz de la oposición, sino en la mejor representación del ejercicio de control político frente a las actuaciones del gobierno de Nerthink Mauricio Aguilar. Un ejercicio necesario dentro de una corporación casi siempre servil con el mandatario de turno.

Para muchos Leonidas hizo un mal negocio, pues pasó de senador a candidato y de candidato a diputado, después de haber perdido las elecciones al primer cargo del departamento. A pesar de esos vaivenes, de sus salidas en falso en campaña o de sus propias contradicciones, nada más lógico que su legitimidad expresada por una valiosa votación en las urnas se haga sentir ahora en la duma. ¡Tiene esa obligación con la región!

Seguro que habrá mucho trabajo en este cuatrenio, pues los Aguilar vuelven al poder acompañados de mayorías políticas que presagian el pago de favores y mucho clientelismo. Habrá que estar vigilantes con el manejo de los recursos y con toda la contratación, pero sobre todo vigilar la contratación de los grandes proyectos, esos que tanto son del agrado de la familia, así después se conviertan en “elefantes blancos”, como hasta ahora ha sucedido con “El Santísimo”. Por ahí dicen que viene el “Parque Nacional del Cacao” y otros proyectos de su “circuito turístico”.

Ahora que la Asamblea ha renovado sus fichas, el diputado Leonidas puede armar un buen equipo con otros corporados que hagan valer su independencia. Ahí están Giovanni Leal y Ferley Sierra del “verde”, Jonathan Duarte de la “la liga” y el propio Mauricio Mejía, con quienes puede generar un nuevo esquema de control desde la corporación, incluso para cambiarle la cara a esa entidad tildada de ineficiente e inservible.

Santander no puede repetir la penosa contratación del plan de alimentación escolar, ni tampoco puede reincidir en bochornosos episodios de corrupción como los de la contratación en la remodelación del estadio. El departamento no puede convertirse otra vez en el botín de los corruptos, ni en la fuente de riqueza de sus gobernantes.

APARTE: el joven bumangués Andrés Villamizar se coronó campeón suramericano junior de squash. Orgullo de Santander, de su familia y del deporte colombiano. ¡Aplausos!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad