domingo 10 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

“... él solo no saca ni 5.000 votos”

Esas palabritas de desprecio y muchas más tendrá que soportar Cárdenas de ahora en adelante, a juzgar por el conocido tono pedestre del exmandatario
Escuchar este artículo

Esas fueron las palabras expresadas por el exalcalde Rodolfo Hernández al referirse a la inmensa votación lograda por Juan Carlos Cárdenas, el nuevo mandatario de los bumangueses. “Esos votos no son de Cárdenas”, anticipó, y luego remató afirmando que ese candidato en solitario no es capaz de sacar siquiera 5.000 votos. ¡Ofensivo!

Además del tono despectivo utilizado por el exalcalde, obvio que esas palabras resultan ofensivas para Cárdenas, por su menosprecio, y aunque nadie desconoce la bonhomía del elegido, todos saben que el hombre apareció en la contienda electoral gracias al guiño de Hernández y al apoyo definitivo que le brindó después de renunciar a la Alcaldía. Algo así como que si no hubiera sido Cárdenas el ungido, sino Figueroa, Prada o Sotomonte, seguramente cualquiera de ellos sería hoy el alcalde electo, no hay duda.

Esas palabritas de desprecio y muchas más tendrá que soportar Cárdenas de ahora en adelante, a juzgar por el conocido tono pedestre del exmandatario, porque el fenómeno político es Rodolfo, porque la sintonía de la gente es con él y con nadie más, como todo un Álvaro Uribe en el espectro nacional. Prometió jubilar a la politiquería tradicional y lo está logrando, no solo por el cansancio de la gente sino por su propio empoderamiento, ese que cada día le rinde frutos incluso hasta en otras regiones.

El alcalde a partir de enero será Juan Carlos Cárdenas, pero el mandato será de Rodolfo en cuerpo ajeno, entre otras porque Cárdenas sin Rodolfo no habría sacado ni 5.000 votos. Así lo aseguró el exalcalde y hay que creerle, pues por ahora él es el mandamás en esta tierra y su palabra tiene mucha aceptación en la ciudadanía. Habrá que desearles lo mejor, claro que sí, porque lo que cuenta es el progreso de la ciudad y la continuidad de la lucha anticorrupción, a pesar de todo lo que implica “Vitalogic”.

Aparte: A propósito de lucha anticorrupción, en qué va lo del escándalo de corrupción por las obras del estadio, las confesiones de Claudia Toledo y el enredo del exgobernador Richard Aguilar. ¡Ojo!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad