domingo 07 de agosto de 2022 - 12:00 AM

Empezó mal

Al joven congresista no se le ocurrió nombrar a nadie más sino al papá de su mentor, para empezar a pagar los favores políticos por el respaldo que recibió. Y además, para hacerle un gesto de genuflexión al alcalde de Floridablanca, dejando claro que los que mandan en esa curul, en realidad, son el mandatario y su progenitor.

El joven Álvaro Leonel Rueda Caballero fue elegido representante a la cámara por el departamento de Santander en las pasadas elecciones legislativas. Con algo más de 45.000 votos logró su curul en nombre del Partido Liberal, derrotando a varios conocidos de la política regional.

Rueda Caballero es un muchacho de apenas 27 años, sin mucha trayectoria pública, excepto una figuración como director del cuestionado Banco Inmobiliario de Floridablanca (BIF). Después de eso se convirtió en fulgurante candidato al parlamento, apoyado decididamente por el alcalde de Floridablanca, Miguel Ángel Moreno, y en fórmula con el senador Jaime Durán.

Hasta ahí, todo bien. Un mozalbete con ganas de hacer política, bastante inexperto pero bien apoyado. Y como dicen que a los jóvenes hay que apoyarlos porque representan el cambio, entonces el joven Álvaro Rueda encontró buenos apoyos y ganó la elección.

El problema está en que una vez electo, empezó mal después de su posesión en la Cámara de Representantes. Allí decidió nombrar en su Unidad de Trabajo Legislativo (UTL), sin pena y sin sonrojo, al abogado Ángel Alirio Moreno, padre del alcalde de Floridablanca, Miguel Ángel Moreno, el principal promotor de su campaña. Pero también nombró como apoyo legislativo a Sergio Flechas Moreno, primo del alcalde. En fin, la parentela del mandatario de Florida en la oficina del nuevo congresista.

¡Qué ironía! Al joven congresista no se le ocurrió nombrar a nadie más sino al papá de su mentor, para empezar a pagar los favores políticos por el respaldo que recibió. Y además, para hacerle un gesto de genuflexión al Alcalde de Floridablanca, dejando claro que los que mandan en esa curul, en realidad, son el mandatario y su progenitor.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad