viernes 12 de octubre de 2012 - 12:00 AM

Por menos han condenado

Escuchar este artículo

El año pasado la Procuraduría General fulminó disciplinariamente al exalcalde Vargas, en proceso verbal adelantado con celeridad y severidad. Trataba el asunto sobre una contratación indebida que fue calificada como falta gravísima. Todo el poder sancionatorio se descargó en el investigado, y hasta su rutilante aunque improvisado abogado, el exministro Ospina, también fue apabullado jurídicamente.  A Vargas Mendoza lo sucedió Moreno Galvis, por designación que hiciera el Gobernador de la época. La administración del “designado” se caracterizó por la incompetencia, la contratación ilegal y el abuso de dineros públicos. Todos esos hechos fueron documentados por este periódico y denunciados por la Contraloría Municipal: contratos de un día, contratistas sin idoneidad, fundaciones de papel, facturas falsas y demás. El denominado “carrusel de contratos” se calificó como el “saqueo a Bucaramanga”.  

Casi un año después es poco lo que se conoce sobre el avance de las investigaciones disciplinarias, o por lo menos no se sabe de la existencia de proceso verbal alguno, a pesar de la rotundidad de las evidencias y la notoriedad grave de las faltas. No se ha sabido de la conformación de comisiones de investigación lideradas por la procuradora Carreño o por procuradores anticorrupción, como sucedió con Vargas. Y tampoco se sabe si van a utilizar otra vez el auditorio universitario para disciplinar públicamente al presunto.

Todavía a estas alturas la comunidad no entiende la lentitud del caso Moreno Galvis en la Procuraduría, que contrasta con la rapidez exhibida en otras investigaciones, como la de Alonso Salazar en Medellín y cabalmente como la de Vargas en Bucaramanga. Causa desconcierto y perplejidad esa situación, máxime cuando se ha demostrado con suficiencia la desfachatez de la contratación y el desperdicio de los dineros del Estado.

Nadie está clamando una condena porque sí o porque el “designado” debe correr la misma suerte del “académico”. Pero lo cierto es que las actuaciones de  Héctor Moreno son más escandalosas y de mayor impacto, aunque sigue reinando una preocupante impunidad. Sin duda, por menos han condenado.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad