martes 19 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Nuestro tiempo, divino tesoro

Escuchar este artículo

Hoy no voy a hablar de nada trascendental pero sí muy importante: el tiempo que necesitamos las mujeres para arreglarnos, para salir y sentirnos dispuestas a conquistar el mundo. Señores, es imposible pelear contra esto. Les digo claramente, hay mujeres que duran eternidades en la ducha, otras echándose cremas, secándose el pelo, maquillándose, escogiendo la ropa o los accesorios, unas más buscando los zapatos y la cartera adecuados, otras que hacen yoga, respiran o rezan. Casi todas tenemos un ritual que nos pertenece. Tal vez sea el momento más sagrado del día, así no lo valoremos. Es nuestro tiempo. Por eso, de nada sirve estar chancleteando, porque como pasa en todos los procesos, cuando se rompen se dañan, y es ahí donde empezamos mal el día.

Tengo una amiga que, con dos hijos, su ritual de la mañana es sentarse a escribir la lista de lo que debe hacer en el día. Ella sin esa lista no sale, ni se mueve. Su esposo todos los días la apresura para que la hagan en el carro, pero ella no cede. Porque su cabeza funciona así, lo que no escribe, no le sale. Yo soy un poco como ella, pero no tan estricta. Amo hacer listas para que nada se me olvide.

Para algunas el desayuno es sagrado. Otras hacen la rutina de salud y belleza cada mañana: ejercicio, jugo verde y mascarillas.

Me contaba otra amiga, que ella puso reglas en su casa para que de 5:00 a 6:00 a.m. nadie la interrumpa. Después de esas hora es otra vez la mamá-todera: da desayunos, arregla la casa, hace que todo funcione y se va a trabajar a las 7:30 a.m. Le tocó así porque necesitaba ese espacio, ese momento. Desde que lo tiene y su familia se lo respeta, funciona mejor.

Hay quienes reservan ese momento para rezar y ofrecer el día para que todo salga bien. Las más increíbles hacen todo lo anterior. Lo que sí les puedo garantizar es que la mañana es el tiempo más sagrado de nosotras. Es el tiempo nuestro, así haya que compartirlo, es ¡nuestro!. Y como un tesoro se debe defender y proteger.

Gracias.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad