Jueves 06 de Diciembre de 2018 - 12:01 AM

Ruta del Cacao sí, pero no así

Columnista: Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana

Desde los años setenta, el territorio santandereano ha sido duramente afectado por distintos proyectos viales con pésimos diseños y ausencia de estudios ambientales. Las consecuencias cuestan caro para comunidades, transportadores, productores y sus provincias, necesitados de conectarse con el país y el mundo en la dinámica social, económica y cultural.

Nos encontramos sin vías de doble calzada, con permanentes bloqueos viales por accidentes y afectaciones ambientales (derrumbes y coluviones), situación que obstaculiza la dinámica regional y el acceso a mercados y nuevas relaciones de comercio, turismo y desarrollo agroindustrial. La audiencia pública convocada por la Anla, realizada en Lebrija el pasado domingo 2 de diciembre, sobre la solicitud del cambio de trazado en la construcción de la Ruta del Cacao tuvo más de doscientos ciudadanos inscritos para intervenir, incluyendo el alcalde de Lebrija. Valiosos documentos y aportes rechazaron el pretendido cambio de trazado que destruye 25 nacimientos de agua y la imposición de seis peajes, impacto que afectaría duramente las condiciones socio-económicas de los pobladores y los expulsaría de su territorio.

Cuando diversas voces ciudadanas reclaman una planeación y ejecución seria de estas obras de interés público, con argumentos técnicos, ambientales y sociales, encuentran oídos sordos y ceguera institucional de la clase política, los gremios, la Cdmb y la empresa concesionaria; las veedurías advierten los daños y riesgos de obras públicas mal hechas con altísimos costos que deberán pagar los ciudadanos. Los voceros de los gremios, especialmente, se suman al desprecio por los estudios de impacto ambiental y niegan la visión de largo plazo que debe incorporar esta infraestructura; lejos de aportar soluciones, quieren repetir errores para seguir condenando la región al atraso, la pobreza y aislamiento.

Le corresponde a la Anla analizar la mejor decisión y entregarle a Santander la buena noticia de confirmar la Resolución 1034 (9/julio/2018), de vigilar y autorizar el trazado uno que cumple con los requerimientos técnicos y ambientales de la Ruta del Cacao, una vía segura, rápida y de calidad.

Autor:
Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad