jueves 15 de octubre de 2020 - 12:00 AM

Comisión accidental del senado para la preservación de Santurbán

Escuchar este artículo

Gran beneplácito ha generado la conformación de la Comisión Accidental del Senado para la preservación de Santurbán, coordinada por el vicepresidente de la Cámara Alta, el senador santandereano Jaime Durán Barrera, y establecida, el pasado 21 de agosto, con el objetivo de hacer seguimiento a las actuaciones del Gobierno Nacional sobre medidas institucionales y legales para preservar la fábrica de agua del Gran Santander.

Hace diez años, cuando se lideró la movilización social que, desde Fenalco Santander, logró detener la explotación a cielo abierto en Santurbán, se envió un mensaje claro al país: el establecimiento con la derecha política es un actor fundamental en una causa que debe ser, políticamente hablando, pluripartidista, y más allá de esto suprapartidista.

Hoy la defensa del agua y Santurbán, con la constitución de la Comisión del Senado, tiene una connotación pluripartidista; por ello, es muy gratificante ver comprometidos a los senadores de nuestro Gran Santander, de la derecha política: Jaime Durán Barrera, Andrés Cristo Bustos, Miguel Ángel Pinto y Horacio José Serpa, del Partido Liberal –partido comprometido con el liderazgo de su director, expresidente César Gaviria- Juan Carlos García Gómez (Partido Conservador), y Richard Aguilar y Edgar Jesús Díaz Contreras (Cambio Radical). Con el involucramiento de la derecha en unión con las demás fuerzas políticas, la historia muy posiblemente cambiará, en un disenso que se va a resolver en el terreno político o, dado el caso, en el jurídico.

La decisión de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), del pasado 2 de octubre –ad portas del Debate de Control Político al Gobierno, convocado por la Comisión del Senado- de archivar el trámite administrativo del proyecto Soto Norte de Minesa, no amerita ninguna celebración pues esta decisión es otra de las estratagemas del Gobierno para dar otro aire más al proyecto Soto Norte de Minesa, proyecto al que jamás debió dársele trámite teniendo en cuenta consideraciones de tipo legal, técnico-científicas y la voluntad de los colombianos que, desde 2010, se niega a dar la licencia social a este tipo de proyectos. La ANLA está en mora de negar definitivamente la licencia ambiental a Minesa.

ersalah@gmail.com

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad