jueves 25 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

¿Cómo está la sociedad ante la pretensión de Minesa, y que hacer.

Escuchar este artículo

La concesión sin permiso ambiental que tiene Minesa en Soto Norte es la siguiente:

“LAV0012-00-2019.” Fue archivada por la Anla, ante su carencia de saberes técnicos según alegan en su resolución. Esto implica que no hay límite de tiempo para que presenten de nuevo el estudio de impacto ambiental. Son más de 100 inconsistencias en su conjunto, que no han resuelto y que no podrán resolver, pues la contaminación radioactiva proveniente del Uranio y sus derivados tiene una vida media de 4500 millones de años. Mas de 6 estudios realizados por el mismo estado colombiano lo evidencian. No pueden tapar el sol con una mano.

El otro aspecto a considerar es, que actividades pueden realizar los habitantes del páramo para garantizar su subsistencia y tener una vida digna y plena. Con todos los servicios y comodidades que cualquier habitante de Colombia merece. En el municipio de Mutiscua, donde nuestros hermanos del gran Santander viven, han iniciado un proyecto comunitario con el apoyo de la EIS (Empresa de Servicios Públicos de Cúcuta), donde se conjugan; vida digna y justa para los habitantes del páramo mediante actividades de producción agrícola con tecnologías modernas, esencialmente a base de invernaderos. De esta manera pueden producir en un área de media hectárea, lo que antes les requería cuatro. Esto se traduce en alimentos orgánicos, mas saludables y de gran demanda en todos los mercados. También se disminuye la aridez del trabajo extremo al sol y al agua. En compensación el resto del espacio se utilizará para sembrar especies nativas y de esta manera contribuir a la recuperación del páramo, devastado por centenares de años de depredación. Aquí podemos hacer lo mismo. También se pueden realizar labores de ecoturismo. Cultivos de trucha, hostales para que europeos y asiáticos vengan a disfrutar de esa maravilla de la naturaleza que son nuestros páramos: así cuidamos la vida.

gopeor@gmail.com

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad