jueves 24 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

¿Cual normalidad?

Escuchar este artículo

Desde marzo del 2020, estamos, viendo y viviendo, como se han desmoronado miles de pequeñas, medianas y hasta grandes empresas. Las opciones para el porcentaje de sub empleos o “ informales”, prácticamente no han existido. El mayor porcentaje de contagios está en los sectores 1, 2 y 3 de nuestra sociedad. Esto es fácilmente explicable. Como se le pide a un padre o una madre cabeza de familia, o a una familia entera, que no salga al rebusque. El asunto es de vida o muerte.

Se ha aprovechado por parte del gobierno para dictar en 6 meses, muchas más leyes, que lo que lleva la constitución del 91.

Queda un sabor amargo, cuando el sector financiero en vez de solidarizarse con ese pueblo de cuya sangre se nutre, aprovecha la coyuntura para seguir exhibiendo cifras de utilidades astronómicas, como en épocas de bonaza económica.

Nunca habíamos tenido un gobierno tan sordo al clamor ciudadano y nunca tantos muertos, ojala no queden impunes; han sembrado sus semillas en la tierra por manifestarse y querer pan, salud, educación, respeto y como no, oportunidades de trabajo.

En las relaciones internacionales, nunca habíamos dado la espalda como ahora al mínimo respeto que nos debemos: se autoriza sin permiso del congreso, la presencia de tropas extranjeras en el territorio. Se apoya el nombramiento del director del BID, en un norteamericano, cuando ese era una pieza de nuestro ser latinoamericano. Se promueve el distanciamiento con el vecino, del cual nunca podremos estar separados, en una absurda postura de injerencia a través del grupo de Lima, en los asuntos internos de un país hermano.

El uso excesivo de la fuerza, representado en una cultura que pareciera ser producto de la formación en la Escuela de las Américas, es el reflejo de la actitud de la policía nacional, abusando de una forma salvaje del uso del uniforme, masacrando a la ciudadanía inerme. Por favor: YA NO MAS NORMALIDAD.

gopeor@gmail.com

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad