jueves 09 de mayo de 2019 - 12:00 AM

El 10 de mayo, un ejercicio de soberanía popular contra la megaminería

La movilización es una respuesta que representa un contundente mensaje al Estado colombiano de rechazo a proyectos mineros en zonas de páramo

Santander continúa amenazado con la funesta mega-minería de Minesa en el páramo de Ssanturbán. La ética ciudadana y el deber gubernamental de defender el patrimonio público y los recursos naturales convocan a esta noble causa vital para todos sin distingo. La movilización social del 10 de mayo es un ejercicio de soberanía popular, una respuesta que representa un contundente mensaje al Estado colombiano de rechazo a proyectos mineros en zonas de páramo, que reafirma la vigencia en Colombia del principio de precaución.

El movimiento social por la defensa de la vida y Santurbán conllevará además obligadas estrategias de incidencia jurídica y política en instancias nacionales e internacionales, para asegurar que nunca más se repitan estos intentos destructivos de nuestros recursos estratégicos para la vida de la región.

En medio de la tragedia ambiental que acecha la vida en el planeta, avanza una conciencia universal por hacer ciertos los derechos de la naturaleza. Defender el agua de Santurbán es aproximarnos a los derechos de la naturaleza, reconocer a esta como sujeto de derechos y ya nunca más como objeto de apropiación y explotación.

El punto fundamental es el reconocimiento del derecho a un ambiente sano que consagra el artículo 79: “Todas las personas tienen derecho a gozar de un ambiente sano. La ley garantizará la participación de la comunidad en las decisiones que puedan afectarlo. Es deber del Estado proteger la diversidad e integridad del ambiente [y de] conservar las áreas de especial importancia ecológica”.

Nos sumamos y reclamamos respuesta del derecho de petición dirigido a la Anla presentado por destacados expertos y académicos: “solicitamos - suspender de manera inmediata y definitiva el proceso de licenciamiento ambiental del proyecto de explotación subterránea de minerales auroargentíferos “Soto Norte” de la compañía Minesa S.A., el depósito de relaves y estériles que contienen minerales contaminantes y radioactivos, tienen consecuencias graves y letales sobre la vida, la salud y la seguridad alimentaria, al derecho colectivo al ambiente sano y al agua”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad