jueves 29 de enero de 2015 - 12:01 AM

El decreto y la refrendación ciudadana

En su columna del pasado domingo, el ex magistrado Rodrigo Uprimny entrega al país cátedra de jurisprudencia sobre aspectos lógico-conceptuales jurídicos sobre los principios que deben rodear actuaciones y decisiones de los funcionarios que tienen la responsabilidad de usar y aplicar lo que el director de justicia define como mecanismos institucionales como las leyes, decretos y reformas constitucionales.

Las declaraciones del Fiscal General de la Nación sobre la necesidad o no de la refrendación ciudadana sobre los acuerdos de paz con las Farc, motiva tan sabia conclusión de Uprimny que de paso facilita a los legos en la materia, argumentación suficiente para soportar eventuales demandas contra los ya numerosos actos de gobierno huérfanos de legitimidad democrática. Para el ex magistrado, la coherencia, soberanía popular, transparencia democrática, sostenibilidad futura, justicia e inclusión, son premisas que deben inspirar los actos de gobierno en torno a la refrendación del proceso y la paz; creemos que idénticos principios aplican a todas las esferas del sector estatal durante la formulación de políticas públicas.

El país ha presenciado al presidente Santos esquivar la obligatoria sanción de la ley estatutaria de la salud, incómodo por la decisión de la Corte de impedir el debilitamiento de la tutela como derecho constitucional; al Miniminas lo dota mediante decreto de funciones propias del Minambiente; constriñe a los alcaldes a renunciar a su autonomía territorial y restringe las consultas populares; reglamenta licencias ambientales express y ordena mediante resolución, que puede haber minería sobre ecosistemas estratégicos y cuencas de ríos y quebradas… y muchos decretos y resoluciones más de corte similar.

En su columna, Rodrigo Uprimy orienta y canaliza la argumentación jurídica para los colectivos de abogados que deberán iniciar numerosas demandas para buscar la inexequibilidad de tanto decreto y resolución a la carta. Sin la refrendación ciudadana, Santos y sus ministros caminan en sentido contrario al querer y sentir ciudadano.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad