jueves 25 de abril de 2019 - 12:00 AM

El páramo y la Financiera Comultrasan

No hay minería limpia en los páramos. Los daños con la destrucción de los acuíferos y la biodiversidad son irreversibles

La defensa del páramo de Santurbán es una justa lucha de resistencia por la vida. Y no habrá límite de tiempo, para que dejemos que nos roben la posibilidad de la existencia. Es una tarea, en la que nos ha acompañado la Financiera Comultrasan.

Su apoyo ha sido fundamental y su trabajo con la cultura y la educación, como parte de su misión social cooperativa, ha permitido crear conciencia en niños y jóvenes sobre la importancia y significado de la biodiversidad, el calentamiento global, la contaminación y destrucción de los páramos por parte de la gran minería.

Con el lanzamiento de la Semana del Arte, la Financiera, a través de su fundación, convoca a los niños y jóvenes del territorio a participar en los concursos de cuento, pintura, danza-teatro, y murales sobre el Páramo de Santurbán y el agua.

Igualmente se valida en el concurso la acción y compromiso de los maestros. La literatura y el arte son una herramienta maravillosa para entender el presente. Una semilla que desarrolla los sentidos. Un camino hacia la belleza y la verdad.

Le escuela debe ser un lugar de resistencia. Un espacio para preparar ciudadanos informados y libres, comprometidos con su entorno social, donde la fuerza de la enseñanza está en los maestros.

Una convocatoria pública para crear conciencia y compromiso en los niños y jóvenes. Ellos, así como lo hicieron por la defensa de la educación pública, lo harán por la defensa de la vida.

La destrucción del páramo por parte de las multinacional Minesa es un sinsentido, donde la ambición humana rompe todo los cánones sociales, destruyendo hasta el sentido de pertenencia hacia nuestro territorio, comprando la conciencia de la gente. No hay minería limpia en los páramos. Los daños con la destrucción de los acuíferos y la biodiversidad son irreversibles. Sus efectos son devastadores. El páramo es uno solo. Una gran unidad. Es el principio mismo de la existencia.

Adenda. Bienvenida la apertura del Teatro Santander.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad