jueves 31 de enero de 2019 - 12:00 AM

Elecciones y diálogo en la solución política para la paz

El compromiso de sacar las armas de la política y reconocer el monopolio de las armas en manos del Estado como condiciones para la paz, van de la mano de las reformas democráticas para poner fin al conflicto armado interno y a la violencia en la sociedad colombiana.

La persistencia del Eln en sus acciones terroristas le deja un pleno rechazo de la sociedad colombiana y mundial; insistir en el diálogo de paz exige al Eln abandonar el terrorismo y el secuestro en perspectiva de creer que es posible sentar las bases de un nuevo país con reformas económicas y políticas democráticas para abrir los espacios de la reconciliación nacional.

Este año 2019 es especial, en tanto que despide a gobernantes locales, alcaldes y gobernadores; es tiempo para valorar con responsabilidad sus logros, identificar sus falencias y realizaciones en los procesos locales de desarrollo territorial en perspectiva de continuidad o innovación.

Un nuevo Plan Nacional de Desarrollo se estará debatiendo en el primer semestre; bajo la iniciativa del gobierno de Iván Duque será un escenario político con oportunidad para Santander de participación con propuestas sobre los ejes estratégicos del desarrollo vial, agroindustrial, turístico, social y ambiental, entre otros, que podrían estar en la agenda de inversiones del Gobierno dentro de los próximos cuatro años.

Le cabe gran responsabilidad al Gobierno Nacional y a los órganos de control, con sus políticas de seguridad, garantizar el ejercicio de los derechos ciudadanos asegurando las garantías de protección a líderes sociales y sectores políticos en el ejercicio de la acción pacífica por sus derechos, así como a las campañas electorales municipales y departamentales.

La paz, sin duda, debe ser el elemento compartido que alumbre la acción política de los partidos y movimientos sociales ciudadanos, al igual que al Gobierno y sus autoridades, para reclamar la terminación definitiva de la confrontación armada; todos debemos insistir en los mecanismos del diálogo y solución política, desde el sentir del clamor ciudadano contra la guerra.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad