jueves 20 de junio de 2019 - 12:00 AM

La corrupción y la sanción social

Somos una sociedad permeada por la corrupción. Se apropian de los recursos públicos de la salud,

de la alimentación de los niños, de la educación, de las obras públicas y de los bienes muebles e

inmuebles del Estado, en medio de la impunidad y a la tolerancia de algunos sectores sociales.

La valiosa labor de denuncia que viene haciendo Oscar Jahir Hernández, en la columna del

periódico Vanguardia, merece respaldo y apoyo de la ciudadanía. Esta actitud y el interés de crear

conciencia frente al daño que viene haciendo la corrupción, Fusader y el MCC realizó un

conversatorio con Oscar Jahir, quien nos dibujó un panorama aterrador de cómo se roban los

recursos públicos sin que actúe la justicia. Todos los organismos de control están cooptados por

los corruptos.

El cartel de Ruitoque es la denominación de una red, estructurada con familiares, amigos,

testaferros, y dirigida por un personaje siniestro que se pavonea en una sociedad que se siente

totalmente desamparada. Para él las Alcaldías, la Gobernación y las empresas oficiales como la

CDMB y EMPAS entre otras, son un botín. Cada cuatro años lo planifican; compran la conciencia,

manipulan los procesos electorales, imponen sus candidatos e invierten los recursos que se han

robado, para continuar en el saqueo.

“La realidad no es estática, sino dinámica, contiene un potencial de valores latentes que solo la

creatividad humana puede ir descubriendo.” Esa creatividad, le permite a la sociedad organizarse

para generar en cada uno de sus miembros un sentido de pertenencia y una convicción de que

vale la pena trabajar por su territorio, defenderlo y hacer de él un verdadero espacio de vida para

el disfrute de todos. Esa creatividad nos permitirá igualmente la organización de colectivos que

realicen acciones de prevención, lucha contra la corrupción y se promueva la sanción social como

alternativa de castigo frente a la impunidad. Una tarea que debemos emprender para lograr una

sociedad integrada en la solidaridad y en el respeto por lo público.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad