jueves 24 de junio de 2021 - 12:00 AM

La república de Colombia ha dejado de existir

Escuchar este artículo

Nunca como ahora, nuestra martirizada patria se había visto abocada a una situación de dictadura civil total, burda y absoluta.

El daño económico venía desde la bonaza petrolera de Uribe, la cual no fue utilizada para apuntalar la mediana y pequeña empresa ni la industria nacional, sino que por el contrario solo sirvió para el despilfarro y endeudamiento externo innecesario, que estamos pagando ahora.

Ante la pandemia, y los desastres naturales, solo se ha visto la voracidad del sector financiero, que ha llevado a 500.000 medianas y pequeñas empresas, al cierre definitivo de sus puertas.

El caótico manejo de las vacunas, nos ha llevado a tristes lugares de deshonor, como ser el tercer país con más muertos proporcionalmente a la población.

Seguimos siendo el país con mayor corrupción en la tierra.

Ocupamos el deshonroso tercer lugar en población en condición de miseria absoluta.

A nivel internacional no cumplimos, con los acuerdos, caso de ESCAZÚ, en procura del cuidado ambiental.

Intervenimos en política exterior sin ningún reato: caso “Ayuda humanitaria” a Venezuela y apoyo por parte de nuestro ex embajador “Pachito Santos”, a Trump.

Nuestra juventud, casi la mitad de toda la población colombiana, en forma digna y justa, desde el pasado 28 de abril, se levantó, para exigir derechos como la salud, educación, vivienda y oportunidades de trabajo. No quieren migajas ni paternalismo electorero, sino por el contrario; trabajo verdadero y estable.

La respuesta cual ha sido: un verdadero genocidio, de la mano de las fuerzas más oscuras llamadas “Gentes de bien”, junto al ejército y la policía del régimen.

Desde el senado mayoritario al statu quo, se están cometiendo las mayores atrocidades en desmedro del bien nacional.

Es indispensable que esa juventud, mayoritariamente salga a hacer valer sus derechos con candidatos pulcros, cuyo interés sea el bien común y no el asalto al erario público. Debemos cambiar ese congreso para bien de todos. Es el momento justo.

gopeor@gmail.com

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad